Prevén para 2017 altos índices de incendios forestales en NL

Las cifras de años anteriores están por debajo de la media de 45 incendios y tres mil 500 hectáreas de afectación por año en Nuevo León.

Por Notimex

Ante la alta concentración de combustible en bosques, lluvias inferiores al promedio y vientos fuertes, para 2017 se prevé una temporada difícil en siniestros, dijo el jefe del Departamento de Control de Incendios Forestales de la gerencia estatal de la Conafor, Juan Carlos Pouda Romo.

En entrevista con Notimex, el funcionario de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) refirió que a diferencia de las condiciones pronosticadas para 2017, los recientes fueron “años de bonanza en ese aspecto, 2014 y 2015, donde tuvimos 13 incendios en cada uno, con 153.6 y 81 hectáreas de afectación, respectivamente”.

“Ha habido la coordinación interinstitucional de los elementos inscritos en la materia de incendios forestales, en la prevención y en el combate y en 2016 hubo 54 incendios, se pronosticaba una temporada muy difícil”, mencionó.

Sin embargo, indicó que la llegada a tiempo a los incendios que se presentaron, permitió que solamente se afectaran mil 194.35 hectáreas.

Las cifras de años anteriores están por debajo de la media de 45 incendios y tres mil 500 hectáreas de afectación por año en Nuevo León.

“Para este 2017 el pronóstico que se tiene es que se viene una temporada bastante difícil, por la situación que tenemos de acumulación de combustible que se encuentra en las zonas boscosas, que año tras año se va acumulando”, señaló.

Además, habrá lluvias inferiores a la media, “la Comisión Nacional del Agua para febrero y marzo, prevé promedio de 20 por ciento debajo de la media”.

“Estamos hablando que para febrero, una media es de 17.5 milímetros, menos 20 por ciento, nos va a dar 13 milímetros”, explicó.

“Va a estar seco febrero, si le aunamos a juntar los vientos que se pronostican, fuertes, arrachados. Entonces esto nos da una situación para preocuparnos y ocuparnos”, precisó.

A través del Comité Estatal de Protección contra Incendios Forestales, las instancias federales se acercan y coordinan con autoridades estatales y municipales, así como con brigadas comunitarias, para prevenir y estar preparados ante complicaciones que pudieran derivar de incendios forestales, apuntó.

“Es muy importante la participación del gobierno estatal, porque tiene disponibles naves aéreas, tanto para ver la situación de un incendio que está iniciando, dónde se ubica exactamente, como para combate, que es operada por la Dirección de Protección Civil”, detalló.

Pouda Romo recordó que en 1998, unos 100 incendios devastaron casi 30 mil hectáreas de áreas forestales, mientras que en 2011, la afectación fue de 18 mil hectáreas con 99 siniestros.

“Estamos hablando de una cosa parecida para este año, no estamos diciendo que realmente se vaya a presentar esta situación, pero puede ser, de acuerdo con las condiciones que estoy comentando”, expuso.

En Nuevo León, las fogatas, los rayos y las actividades agropecuarias, son las principales causas de incendios forestales, por lo que es vital la participación de la población, para hacer conciencia de procurar no prender fuego en bosques.

Apuntó que en el caso de las quemas agropecuarias o agrícolas, deben realizarse con la adecuada supervisión técnica y con las medidas suficientes de personal y equipo, para evitar siniestralidad en zonas forestales.

Para cualquier contingencia, por incendios forestales, la ciudadanía en general puede reportar en forma gratuita al 01 800 INCENDIO (01 800 4623 6346).

El funcionario de la Conafor puntualizó que inclusive pudieran ser de grandes magnitudes, incendios severos, que pudieran afectar arbolado adulto, que es lo que no queremos.

Contenido relacionado:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo