Mensajes de WhatsApp mostrarían al verdadero culpable del “Cobijagate”

Rogelio Benavides Pintos en ese entonces sub Secretario de Administración, no tenía facultades para conocer los pormenores de los costos ni de los proveedores

Por Victor Badillo
Jaime Rodriguez con uno de los presuntos implicados, Rogelio Benavides. Foto: Especial
Mensajes de WhatsApp mostrarían al verdadero culpable del “Cobijagate”

Por lo menos tres páginas con mensajes de WhatsApp fueron incluidos en la carpeta de investigación que se abrió en la Fiscalía Anticorrupción, en donde se evidenciaron textos que emitió un funcionario de primer nivel de gobierno para ordenar que las cobijas con las que se pretendía quitar el frío a los grupos más vulnerables de Nuevo León, fueran compradas al proveedor que cotizó más alto.

En la carpeta de investigación, la autoridad solicitó indagar el origen de la compra de 200 mil cobertores aparentemente a precios inflados. Al solicitar el Fiscal información sobre la compra a la Dirección de Adquisiciones, la dependencia informó que toda la responsabilidad recaía en la Dirección Administrativa de la Secretaría de Desarrollo Social.

Al verse implicada en las investigaciones por la compra de cobijas a sobreprecio, la Directora de dicha área Elena Silvia Parra, aceptó cooperar con la autoridad investigadora y aportó como pruebas a su favor, la orden que recibió de su superior jerárquico.

“Cómprale al más caro”, dice uno de esos textos que adjuntó Silvia Parra, declarando que ella se opuso en más de una ocasión a comprar a ese precio las cobijas.

“Yo le decía que no podíamos comprarle al más caro pero él me refutaba que si”, aseguró la funcionaria que hoy despacha desde otra área del Gobierno estatal tras recibir de la Contraloría y Transparencia Gubernamental un apercibimiento privado.

“Tu cómprale al más caro, te conviene”, dice otro de los textos que quedaron asentados en la investigación del llamado “Cobijagate”.

Quien emitiría dichos escritos quedó asentado en la investigación fue Gonzalo Padilla Orozco, Director de Adquisiciones del Gobierno Central y quien sería entonces el autor intelectual del primer escándalo de corrupción conocido públicamente en la administración de Jaime Rodríguez Calderón.

Rogelio Benavides Pintos en ese entonces sub Secretario de Administración, no tenía facultades para conocer los pormenores de los costos ni de los proveedores, pero Padilla Orozco si, reveló la Contraloría estatal.

Según los textos agregados a la carpeta de investigación, Gonzalo Padilla, operó el precio y al proveedor con quien se tendría que adquirir los cobertores a 125 pesos más IVA por pieza, reflejando con ello un sobre precio pues en el mercado el costo de los mismos cobertores oscilaban entre los 59 pesos por pieza.

Actualmente Gonzalo Padilla Orozco, despacha en la misma área desde donde operó el llamado “Cobijagate”, habiendo recibido por la Contraloría una sanción monetaria de poco más de 200 mil pesos misma que no ha sido cubierta gracias a una suspensión de amparo que tramitó la defensa del funcionario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo