Agrupaciones LGBTTI marchan en Nuevo León contra declaraciones de El Bronco

El gobernador dijo que sólo cree en el matrimonio entre hombre y mujer, pues todo lo demás son "zonceras"

Por Victor Badillo

Las declaraciones de Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, en las que dijo que el matrimonio solo podría ser entre hombre y mujer fue la gota que derramó el vaso entre en la ciudadanía.

Un grupo generoso de ciudadanos se manifestaron en contra del gobernador de Nuevo León para exigirle respeto y sobre todo tolerancia para la comunidad LGBTTI.

Todo comenzó con una declaración que hizo el ejecutivo estatal a su salida de un evento en donde fue cuestionado sobre su postura sobre los matrimonios igualitarios.

#DerechosNoZonceras

"El matrimonio es entre hombre y mujer, y yo no creo en las otras zonceras", dijo el El Bronco, tras lo que creció el hashtag #DerechosNoZonceras impulsado por colectivos y agrupaciones.

"En vista de las declaraciones discriminatorias realizadas por nuestro Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, nos reuniremos para exigir el respeto a nuestro derechos".

"Exigimos la alineación del Código Civil del estado de Nuevo León con la jurisprudencia 43/2015 de la SCJN que indica que es anticonstitucional declarar que sólo puede existir el matrimonio entre hombre y mujer".

"Invitamos a cada persona, estudiante, egresado y egresada, profesores y profesoras, que formen o no parte de la comunidad LGBT a la protesta".

La manifestación fue cobrando fuerza y en menos de 24:00 horas gran parte de la explanada de los héroes estaba tapizada con banderas de colores representativo de las comunidades LGBT.

Al llegar a la explanada, los inconformes gritaron consignas. Y solicitaron que el Congreso Local impulse leyes que vayan encaminadas a proteger los derechos de su comunidad.

"Solicitamos que se legisle, que se aprueben leyes en favor de conservar los derechos que tenemos. Ya no queremos ser pisoteados", decían manifestantes al tiempo que se encaminaban a las puertas del Congreso local ubicado a doscientos metros del Palacio de Gobierno.

"Sabemos cómo lo han repetido muchas veces que la jurisprudencia que emitió la Suprema Corte del 2015 vuelve obligatoria para todos (legislar sobre matrimonios igualitarios), pero son los congresos locales en este caso el de Nuevo León el que debe de reformar", dijo María Romero, una de las que encabezaba los movimientos.

Tras recibir a los inconformes en el Congreso, líderes de bancada opinaron que están en la ruta para adecuar las leyes.

"Aquí en el Congreso se han hecho mesas, los hemos escuchado, pero al final del día hay una discrepancia muy clara, la postura digamos por familia que dicen que la palabra o el término matrimonio solamente debe de ser para aquellas uniones entre hombre y mujer y la postura de los que están a favor del matrimonio igualitario por la gran disyuntiva es llamar matrimonio", dijo Arturo Salinas líder de la bancada del PAN.

El PRI fue un poco más al fondo de la discusión.

"Amerita que hagamos más análisis no es un tema cerrado. Vamos a estar viendo qué podemos hacer, qué podemos avanzar y aquí lo importante es respetar a todos los ciudadanos independientemente de su presencia sexual y no discriminarlos o no hacerlos menos como en su momento lo hizo el gobernador", afirmó Marco González líder de la bancada del PRI.

Al final, los grupos partieron con la promesa de "pronto" tener una mesa de trabajo en donde se incluyan todas las posturas y se analice las formas de ayudar a una comunidad hasta ahora sin una ley que proteja a fondo sus derechos igualitarios.

Loading...
Revisa el siguiente artículo