Hoy No Circula, la educación ambiental

Importantes voces han señalado que respirar en la capital del país equivale a fumar varios cigarros diarios

Es bien conocida la contaminación del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM). Importantes voces han señalado que respirar en la capital del país equivale a fumar varios cigarros diarios. La misma Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) reconoció hace algunos días que la mala calidad del aire provoca más de 22 mil muertes al año.

Qué sorpresa se llevaría el viajero alemán Alexander von Humboldt —quien alguna vez llamó al Valle de México “la región más transparente”— si, más de 200 años después, atestiguara desde uno de los altos edificios del antiguo Distrito Federal, la nata de contaminación que hoy impediría ver al Iztaccíhuatl y al Popocatépetl, gigantes que tanto lo impresionaron.

En la Ciudad de México (CDMX) la contaminación empezó a agudizarse en los años setenta y hasta ahora no ha disminuido. La semana pasada la CAMe informó que se suprime la fase de precontingencia, por lo que de inmediato se activó la contingencia. Así, a partir del 5 de abril y hasta el 30 de junio se modificará el Hoy no circula y aplicará para todos los automóviles sin importar el holograma asignado en su última verificación. La decisión aplica para todos los vehículos que transiten por las 16 delegaciones de la CDMX y 18 municipios del Estado de México.

La creatividad de los connacionales es tremenda, y más tardaron en anunciar la medida, que las redes sociales en circular memes: “Se cambia camioneta BMW 2016 por 7 Tsurus”, “—¿Y la Cheyenne, apá? —no circula en sábado, mijito”; o la imagen de un viejo microbús con la leyenda “Mi próxima adquisición. Al fin que éstos circulan diario aunque se caigan a pedazos”.

Uno de los derechos primarios a los que se obligan los gobiernos es a proporcionar espacios seguros y saludables donde coexista y se desarrolle la sociedad. Para ello, definitivamente el transporte privado es un aspecto relevante, pero no el único ni el mayor en aras a una mejor calidad del aire.

El Hoy no circula obligatorio (independiente del holograma) debe acompañarse de otras opciones más fecundas y menos paliativas. El transporte público accesible a los bolsillos, seguro, funcional, limpio, suficiente para las personas que lo utilizan, es una medida de mayor impacto.

El tema va a más. Hay muchas áreas de oportunidad donde incidir: leyes concretas hechas con perspectiva ambiental y cuyo incumplimiento sea definitivamente sancionado. Mejores combustibles, azoteas verdes, revisión y reubicación de empresas contaminantes, incentivos fiscales para las prácticas y tecnologías verdes, movilidad en bicicleta y tantas otras alternativas entre las que destaca, especialmente, la conciencia ambiental. El “no circula” es una opción que ya conocemos. ¿Y las otras estrategias, apá?

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo