Regalos para mamá

El 10 de mayo las mañanitas y la canción Señora, de la brasileña Denisse de Kalafe, suenan en cada rincón

Cuando niño, varias veces pregunté a mi mamá qué quería de regalo por el Día de las Madres. Siempre recibí la misma respuesta: «no quiero que me compres nada. Lo único que quiero es que te portes bien, que seas un buen hijo». Confieso que esa réplica me chocaba un poco, pues resultaba más sencillo ir a conseguir un presente (¡pagado en abonos!), que esforzarse “toda una semana” en el buen comportamiento.  

El 10 de mayo, México se vuelca sobre las mamás. Las mañanitas y la canción Señora, de la brasileña Denisse de Kalafe, suenan en cada rincón. Las redes sociales y los medios de comunicación están llenos de felicitaciones. Tiendas y restaurantes se abarrotan. Es “el agosto” de la venta de algunos electrodomésticos: con regularidad desfilan planchas, licuadoras, televisores, tostadoras, rematadas con un gran y colorido moño. ¿Regalo para las madres o para los egoístas que lo usufructuarán?

Cada quien aprovecha el día como mejor le conviene: para estar con sus madres y/o para vender algo. Ciertos políticos entienden muy bien la plataforma mercantil de esta celebración, por eso amanecen el 10 de mayo tan simpáticos, saludadores y obsequiosos. Empiezan por felicitar a todas sus electoras. Eso sí, la felicitación va con la foto del funcionario público acompañando a su madre. ¡Para que vean que sí tiene!

Más que algunos regalitos –como lo recomendaba mi madre–, vale la pena aprovechar la ocasión para hacer las cosas mejor e impulsar a las mujeres y tantos otros importantes asuntos vinculados con su maternidad. Ahí van algunas áreas de oportunidad.

1. Servicios de salud durante el embarazo y la lactancia.

2. Embarazo adolescente. La experiencia y la estadística nos confirman el aumento de mujeres menores de edad siendo madres. Con todas las dificultades de educación, desarrollo profesional y humano que implica tanto para las progenitoras como para sus hijos.

3. Protección legal y pensión alimenticia de los padres, especialmente cuando algunos han encontrado truculentas formas de esconder ingresos y evadir esta responsabilidad.

4. Protección contra la violencia familiar. La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares señala que casi el 46% de mujeres unidas (casadas o en unión libre) refirió haber padecido algún tipo de violencia por parte de su última pareja.

Que la conmemoración sea motivo de alegría, es muy positivo. Sin embargo, como en otras ocasiones lo he señalado en este mismo espacio, poco responsable es tomar la celebración sin advertir algunos de los grandes problemas que en México enfrentan las madres de familia.