La columna de David Olivo: Tamaulipas, la guerra continua...

El blanco en este nuevo frente de guerra no son los migrantes, ni los ciudadanos, ni siquiera los narcotraficantes. El blanco es Francisco García Cabeza de Vaca, candidato del PAN a la gubernatura

Por DAVID OLIVO ARRIETA

En el mapa electoral, uno de los focos rojos para todos los actores es Tamaulipas, debido a la constante violencia que padecen sus habitantes en una guerra que parece tener dos frentes: el de los narcos y el del partido en el poder, el PRI.

Hace seis años, el 28 de junio de 2010, Rodolfo Torre Cantú, candidato del PRI a la gubernatura, fue ejecutado. A sólo seis días de la elección, el convoy en el que viajaba fue emboscado. Las imágenes del ataque aterrorizaron a todos. Las versiones apuntan a un ajuste de cuentas. 

La guerra que ha padecido históricamente la entidad lleva años, desde principios del siglo, cuando el Cártel del Golfo controlaba la entidad con ráfagas de cuernos de chivo. Pobre de aquel que se atrevía a desafiarlos.

Con el paso de los años y ante el debilitamiento del Cártel del Golfo, por la detención o asesinato de sus principales capos, la plaza se convirtió en una zona de guerra, en la que nadie, nadie está a salvo, hasta estas fechas. Lo mismo políticos, que migrantes, que ciudadanos de a pie, han padecido el terror de esta guerra.

Pero esta guerra no se libra exclusivamente por el control de la plaza, sino también se libra otra, sin balas, por el control del poder, por retener el gobierno a cualquier precio, a costa de cualquiera que se atreva a amenazar al PRI gobierno.

El blanco en este nuevo frente de guerra no son los migrantes, ni los ciudadanos, ni siquiera los narcotraficantes. El blanco es Francisco García Cabeza de Vaca, candidato del PAN a la gubernatura, quien para muchas encuestas es el preferido para ganar los comicios el próximo 5 de junio.

La guerra sucia, fundamentalmente del tricolor, se mantiene constante y, hasta pareciera que cuenta con el apoyo de autoridades federales. En redes sociales se han filtrado videos y acusaciones en su contra sin fundamento, sin ningún sustento legal y cuyo único fin es minar al electorado, debilitar el voto a su favor.

En esta guerra sin cuartel, el PRI también se ha ensañado con sus propios militantes y candidatos. Apenas el fin de semana, el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones anunció la expulsión de Reyes Wenceslao Zúñiga Vázquez, Luis Cesáreo Aldape Lerma y Gustavo Estrella Cabrera, candidatos a presidentes municipales de Hidalgo, Maneiro y Villagrán, bajo el argumento de que habían sido amenazados por el crimen organizado.

Sin embargo, los tres candidatos rechazaron los argumentos e, incluso, advirtieron que continuarán con sus campañas, debido a que el PRI no ha presentado ninguna prueba de las acusaciones que les realizan ni tampoco han sido notificados sobre el procedimiento de expulsión.

Los tres priistas también han afirmado que no procederán legalmente contra Manlio Fabio Beltrones, “porque luchar contra el PRI sería como luchar contra el mundo”. Así las cosas dentro del mismo tricolor.

De acuerdo con los denunciantes, la decisión del líder priista obedece a versiones de que, en el fondo, están apoyando la candidatura de Francisco García Cabeza de Vaca.

El PRI teme perder y eso no lo pueden reconocer. En los últimos días, prestigiada casas encuestadoras han publicado una serie de encuestas, cuyo común denominador es uno: la preferencia ciudadana se inclina por Francisco García Cabeza de Vaca.

Encuestas Tamaulipas coloca al candidato del PAN con el 33% de la intención de voto, contra 26% del candidato priista, Baltazar Hinojosa Ochoa; Encuesta Mitofsky coloca a Cabeza de Vaca con el 33% de las preferencias, en tanto que el priista se queda con el 26%. 

La empresa Buendía y Laredo revela que el panista tiene el 44% de la intención el voto, mientras que el priista se queda con el 36%; Saba Consultores da al panista una ventaja de 28.4% de la intención del voto, mientras que Hinojosa se queda con el 22.6%, y para Gabinete de Comunicación Estratégica el panista obtendría el 47.9% de los votos, mientras que el candidato priista únicamente el 25.6%.

En Tamaulipas, la ciudadanía ya eligió, pero el PRI no lo acepta. Por eso, no debe extrañarnos que en los siguientes días, el tricolor siga dando muestras de “incivilidad democrática” e intensifique la guerra sucia contra Acción Nacional, Ricardo Anaya y al mismo candidato Francisco García Cabeza de Vaca , quien no dudará en hacer valer la ley. 

Y si no, solo hay que recordar el legado de Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, ex gobernadores del PRI investigados en México y Estados Unidos por nexos con el crimen organizado, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. 

En Tamaulipas, las guerras seguirán, pero el electorado ya optó por la alternancia.

Finalmente hay nuevo Presidente en la Asociación Nacional de Alcaldes y se llama Enrique Vargas, Alcalde de Huixquilucan, en hora buena…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo