Jóvenes, Internet y Democracia

Las redes sociales se volvieron en catalizador del descontento social y se han encontrado ejemplos que motivan a las nuevas generaciones

Hoy en día la corrupción ha permeado tan profundo los niveles institucionales y sociales que pareciera una misión casi imposible enfrentarla. Sin embargo, siempre existen ejemplos que motivan, y más cuando las nuevas generaciones marcan la pauta en el mundo de cómo cambiar la forma de pensar y actuar en consecuencia.

En Brasil por ejemplo, un joven se ha convertido en catalizador del descontento social. Kim Kataguiri con tal sólo 19 años, pero armado de ideas y redes sociales, ha encontrado la forma de compartir su descontento y propuestas, con los miles de brasileños; con ello, ha pasado de la indignación inmóvil a la acción.

¿Cómo pasó de ser un estudiante contestatario, a un ciudadano capaz de mover masas en pro de un objetivo? Fue a través del uso estratégico de las redes sociales.

En 2013, Kataguiri subió un video a YouTube, para contradecir el argumento económico de uno de sus profesores, el cual se hizo viral. Continuó hasta el punto de orquestar el Movimiento Brasil Libre, que ha denunciado la corrupción que aqueja al país sudamericano a los más altos niveles.

Recientemente se publicó el artículo Millones en Brasil siguen a un líder adolescente hacia la libertad. En él se narra la trayectoria de Kim como ejemplo de libertad y comenta que fue capaz de “empaquetar nuestras ideas en formas accesibles y emocionantes para la gente joven, para después transmitirlas por las vías que esos jóvenes utilizan”. Además menciona, “cuando ideas atractivas convergen con eventos catalizadores y personalidades fuertes, suceden cosas grandes e impredecibles”.

La gran lección que nos deja el episodio brasileño, es que el Internet y las redes sociales son poderosas herramientas para la participación ciudadana, especialmente de los jóvenes. Es tan amplia su capacidad de incidir y transformar, como causas existan y mentes creativas lo requieran.

Por ello debemos garantizar el acceso a Internet a [email protected], aprovechar la energía de la juventud, y con ello liberar toda su capacidad democratizadora. Es necesario profundizar la penetración de la banda ancha y el número de usuarios en el país que apenas es de 54%.

El Internet con sus plataformas, redes, interfaces y aplicaciones, constituye un proactivo instrumento para exigir rendición de cuentas, la defensa de derechos y libertades; también es una gran herramienta para el emprendedurismo y la construcción de conocimiento colectivo.

Por esta razón, además de profundizar nuestra vida democrática, las nuevas tecnologías deben servir para instrumentar políticas públicas integrales, que involucren a los jóvenes y atiendan   sus problemas.
La semana pasada se llevó a cabo en el Senado, la mesa de diálogo “NOSOTROS”, que busca responder cómo debemos atender los grandes retos poblacionales.

En este espacio, Daniel Coulomb Herrasti, director de Evaluación y Control del Instituto Mexicano de la Juventud, explicó  que la mitad de la población en México tiene 27 años o menos; 3.5 millones ya son jefes o jefas de un hogar. El Dr. Miguel Székely señaló que en América Latina durante el 2010, habían 20 millones de jóvenes de los denominados ninis (que ni estudian ni trabajan), de los cuales alrededor de 8 millones se encontraban en México.

Las políticas públicas deben conjugar tecnologías de información, mercados laborales y programas educativos, en beneficio de este sector de la población.

La juventud constituye la oportunidad de revolucionar y evolucionar. Es un talento, que está alzando la voz en contra de las desigualdades, las injusticias y está proponiendo cambios de fondo en Brasil, pero también en México; ahí sigue la huella del movimiento #YoSoy132.

Hoy tenemos la gran oportunidad de dejar atrás la visión asistencialista y clientelar con que nuestro país ha visto a sus jóvenes, para  construir con ellos el gran dínamo que hoy puede cambiarlo.

La frase

“La juventud constituye la oportunidad de revolucionar y evolucionar”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo