La columna de Jessie Cervantes: Renovarse o morir o morir por renovarse

La columna de Jessie Cervantes: Renovarse o morir o morir por renovarse

Algo que se comentaba desde hace tiempo, por fin sale a la luz y pocos se sorprenden: en días pasados se anunciaron los cambios en la programación de la barra de Noticias de Televisa, muchos dicen que de cara a la elección de 2018 lo mejor es irse preparando para que, una vez llegada la ocasión, la audiencia este acostumbrada a los nuevos formatos, que van por un periodismo más de fondo, de investigación. La pregunta es: ¿es lo que la gente espera de Televisa?

La salida de López Dóriga estaba más que cantada, así como la llegada de Denisse Merker, en esto de los medios, los hábitos y las costumbres juegan un papel muy importante, por lo que vamos a ser testigos de con cuánto rating se castiga al nuevo formato en sus primeros meses y si lo que puede ser, hasta cierto punto una baja normal, permite mantenerlo al aire.

En la mañana, el que creíamos tenía todo bajo control sufre un recorte en tiempo para dar paso a Paola Rojas. Ahora, en lugar de poder ver un sólo programa de noticias y a un solo personaje veremos a dos; incluso, la gente de producción de Hoy debe estar preocupada ya que Loret les dejaba un nivel de audiencia que, bueno o malo, ya lo tenían medido. Con estos cambios veremos cuánto tarda la gente en digerir el nuevo espacio y qué tanto afecta al matutino de Reynaldo López.

Es por muchos bien sabido que la televisión abierta no está pasando por su mejor época en cuanto a niveles de audiencia se refiere y lo único que esperamos es que estos cambios en sus espacios informativos hayan sido por demás estudiados. Las cosas no están como para tomarse a la ligera, las nuevas generaciones se están informando por nuevos medios, están buscando formatos novedosos de entretenimiento, pareciera que no sólo no pretenden querer ver TV abierta si no que ahora poco saben lo que pasa en ella y al momento de comparar con lo que ven en las plataformas digitales o canales de cable, la TV abierta siempre sale perdiendo.

En no mucho tiempo sabremos si los cambios fortalecen la parte informativa de Televisa o terminan por meter reversa y volver a lo que por décadas nos han mostrado en sus pantallas. Aunque el tiempo es poco, tienen más de dos años para preparar las elecciones presidenciales.

 

Por cierto, en cuanto a la música, suerte para Julion Álvarez que decidió que el mes de junio era el adecuado para atender un pequeño problema de salud. Está acomodando su agenda para no afectar compromisos adquiridos con antelación y no quedar mal con la gente, que dice no es su costumbre. Veremos cómo sale de todo esto, conscientes siempre de que la salud es primero.

 

Y no puedo cerrar este espacio sin mandarle un abrazo a Roger González, Idzi Dutkiewicz, Burro Vanrranquin y Negro Araiza por el primer aniversario de sus programas que se transmiten en Exa fm 104.9 Muchas felicidades.