La columna de Ibero 90.9: ¿por qué no queremos ir a votar?

Los pocos avances en la calidad de vida de los capitalinos explican por qué la elección que se llevará a cabo este domingo para la Asamblea Constituyente no ha despertado el ánimo de los ciudadanos

Por @IBERO909FM

Aire limpio, seguridad en todos los rincones de la ciudad, manejo eficiente de la basura, distribución del agua en todas las colonias y tantas otras maravillas. ¡Cómo ha mejorado la Ciudad de México con nuestros votos en cada elección! ¿No? ¡Pues no! Y probablemente los pocos avances en la calidad de vida de los capitalinos explican por qué la elección que se llevará a cabo este domingo para la Asamblea Constituyente no ha despertado el ánimo de los ciudadanos.

Esta elección será la más grande de las 14 jornadas electorales que vivirá el país, el listado nominal tiene siete millones y medio de ciudadanos, sin embargo es la elección donde se espera mayor abstencionismo, es decir, que los ciudadanos simplemente no acudirán a votar. En pasadas elecciones capitalinas, ha participado el 42 por ciento de los capitalinos, en promedio, aún así este domingo 5 de junio se espera que sólo el 20 por ciento acuda a votar, aunque se teme que esa cifra pudiera caer hasta 15 por ciento, con todo y que el INE permitió que las credenciales con vigencia 2015 fueran válidas para este proceso.

Según la encuesta de Parametría, el 75 por ciento de los encuestados saben que el domingo se elegirán a los responsables de elaborar la Constitución de la Ciudad de México, entonces ¿por qué no vamos a ir sonrientes y alegres a votar? Porque no creemos que nuestra capacidad de generar los cambios y mejoras de la ciudad se encuentre en ir a votar en nuestro día de descanso. Al contrario, cada elección nos ha dado un catálogo inmenso de políticos insensibles a nuestras necesidades. El activismo en redes sociales se ha convertido en una alternativa para participar en los asuntos de nuestra ciudad, denunciando abusos de autoridades o ciudadanos, avisando de trámites e iniciativas de ley que nos afectan, así como de lugares dañados por la delincuencia, bueno ¡hasta nos avisamos de baches en el camino!. Si se trata de plasmar los derechos y obligaciones más trascendentes que habrán de regirnos en nuestra convivencia con la autoridad de la Ciudad y entre nosotros, sería conveniente quizá repensar los mecanismos de participación política vigentes y dar paso a que nuestros representantes retomaran e impulsaran las propuestas elaboradas por ciudadanos en estos diálogos en redes; y que así su nombre refleje su labor, representar nuestros ideales.

Fernanda Barrera colabora en  Ibero 90.9 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo