¿Quién ganó el pasado 5 de junio?

El fin de semana pasado, los electores usaron su voto para castigar a los malos gobiernos, a los que han dado señales de una corrupción

Realmente, ¿quién fue el gran ganador de las elecciones del domingo 5 de junio? A pesar de tanto discurso, no fue el PAN, ni el PRD o Morena ni los independientes y mucho menos el PRI.

El fin de semana pasado, los electores usaron su voto para castigar a los malos gobiernos, a los que han dado señales de una corrupción sin límites o que han permitido que la inseguridad y la violencia escalen como nunca antes se había visto. A esas administraciones, junto con sus partidos, los ciudadanos decidieron no darles otra oportunidad y eligieron la alternancia.

Lo anterior explica que el PRI no haya sido favorecido por los votos en Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua, Quintana Roo, Durango y Aguascalientes. De igual forma, aún cuando el reto de las primeras alianzas era demostrar que podían servir mejor a la gente, el PRD y PAN no pudieron dar continuidad a los gobiernos que hace seis años ganaron en Sinaloa y Oaxaca. Esto también puede explicar la baja votación en CDMX que apenas alcanzó un 28%.

Hoy, que se ha ganado en Veracruz, Quintana Roo y Durango a partir de una alianza PAN-PRD, la principal tarea será velar porque los gobiernos de coalición, verdaderamente cumplan las propuestas de campaña, en lugar de entronizar, las mismas prácticas e idiosincrasia priista, sólo que pintadas de otro color.

Una lección de los pasados comicios es que las campañas no duran escasos 45 días, sino 6 años. Una administración distante al sentir social, sea del partido que sea, termina siendo desechada.

Pero nuevamente, ¿quién ganó la elección? Desafortunadamente, los triunfadores siguen siendo los que meten las enormes carretadas de dinero. Al término de los comicios, queda claro que los candidatos electos quedan atados a los que metieron dinero a la campaña, aquellos que financiaron “el proyecto” o incluso, en algunos territorios, a los grupos delincuenciales que los respaldaron.

Esta es la principal razón por la que los gobiernos terminan por no funcionar, pues tienen que pagar las facturas. Por eso vemos obras entregadas a empresarios sin concurso, compras de gobierno a sobreprecio, recursos etiquetados para las comunidades que nunca aterrizan y hasta grupos criminales que dominan las regiones con plena anuencia de las autoridades.

Lo que se demostró el domingo pasado es que a este tipo de gobiernos sí los castiga la gente. Sin embargo, es terrible que l@s ciudadan@s tengan que aguantar 6 años de malas administraciones. Por ello, desde el Poder Legislativo habremos de impulsar la figura de “revocación de mandato”, para quitar a aquellos que no sirvan. De igual manera, insistir en eliminar el fuero; tenemos que evitar que escudados en este privilegio, los políticos corruptos no paguen por sus delitos.

Pero también debemos pensar fuera de la caja. Es necesario crear campañas con Costo Cero, para evitar despilfarrar en publicidad, movilizaciones, eventos masivos o en tantos afiches que se regalan y que terminan, por lo regular, en la basura.

Para lograr esta meta, debemos ser capaces de activar y dar paso a la creatividad de la sociedad, especialmente de los jóvenes. Aprovechar las oportunidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías, el Internet y la capacidad de articulación de las redes sociales. Con la energía de las nuevas generaciones podemos eliminar tantos gastos que hoy en día son inútiles.

Una izquierda moderna y de vanguardia debe ser capaz de ofrecer una visión de fondo para transformar un sistema electoral que en lugar de disminuir, ha amplificado exponencialmente la corrupción y los malos resultados en todos los órdenes de gobierno. Vivimos tiempos de innovación, de rebeldía y de ser valientes frente a las decisiones de país. Si somos capaces de entenderlo y asumirlo, estoy convencido que podremos ganar la Presidencia de la República en 2018.

“Una administración distante al sentir social, sea del partido que sea, termina siendo desechada”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo