La columna de Jessie Cervantes: Con o Sin Bandera

Hoy la están rompiendo

Estuve en una charla con Leonel y Noel, integrantes del hoy increíblemente popular dueto Sin Bandera. Me parecía que no hubiera pasado nada, que siempre hubieran estado juntos, que nunca hubieran roto o parado y muchos menos pensaba en que hubieran detenido su carrera juntos por diferencias que, en aquel entonces, se interpretaban como irreconciliables.

 

Que cómo regreso la magia, la comunión, creo que tuvo mucho que ver el tiempo que, dicen, siempre cura, siempre sana y da nuevas oportunidades. Eso sin dejar de lado que su manager, David West, midió perfecto la ocasión, supo llevarlos, supo encontrarlos para, preparando una reunión en casa, hacer que solos volvieran a dejar salir lo que los había unido alguna vez.  Así, hoy son una realidad impresionante, incluso, creo que fue mejor porque generaron en la gente un sentimiento especial de esos que sólo se sienten cuando se extraña a alguien a quien se amó.

Y es que parece que el público los ama, están haciendo que se consuma su nueva música, están sonando fuerte en la radio nacional y, sobre todo, están vendiendo cuanto boleto sacan a la venta. Están como nunca y no solo en nuestro país sino en el resto del continente tanto para el norte como para el sur. Han manejado todo con un orden bárbaro, cada quien con su cada cual, hay cosas que se aprenden y experiencias que te marcan y dejan grandes lecciones. Así que todo es por partida doble, con un respeto por las partes que genera, hasta ahora, tranquilidad.

Sabemos que están negociados cuarenta conciertos, y llevan casi treinta, con lo que sólo resta esperar para saber si todo sigue o todo termina de nuevo y esta reunión queda en la historia como algo maravilloso que los que la vieron quedaron más que satisfechos. Con lo buenos que son ambos para componer y los éxitos que tienen, tanto juntos con Sin Bandera como grabados en la voz de otros intérpretes. La parte económica no es el motivo. Si todo sigue será porque la reunión cumplió al pie de la letra con lo planeado. Se dice que dos años y hasta otro disco en formato “Primera Fila.” Si no, tendremos que esperar a que vuelvan a respirar y que vuelvan a pasar meses, y hasta años, para verlos de nuevo llenando estadios por todos lados.

Deseo firmemente que todo marche bien. Hoy, México necesita figuras, necesita canciones, necesita inspiración y necesita pretextos para sanamente salir a divertirse, cantar y bailar. Sin Bandera es de esos artistas que dio la música, son importantes porque, como decíamos en nuestra plática, el alma no tiene sexo, no tiene edad ni formato de consumo, el corazón necesita palmaditas para latir y ellos son ideales para que esto pase en la vida de los que los admiramos y disfrutamos siempre.

Que no se pierda la Bandera nunca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo