La columna de Yazmín Alessandrini: el bendito sexo mañanero

El sexo mañanero resulta más favorable para el cuerpo humano que el ejercicio

El sexo, como dice la canción, “es una cosa esplendorosa”. Y cuando es mañanero, o sea, cuando recién estamos despertando o cuando nos despiertan con él, pues mucho mejor. Por eso, es muy importante que hombres y mujeres por igual, me refiero a todos aquellos que ya viven en pareja, jamás desestimen la importancia y los beneficios del sexo matutino porque, ya todos lo sabemos, una de los ingredientes principales para tener una vida plena es vivir una sexualidad 100% satisfactoria.

 Pero regresando al tema del sexo mañanero, ¿alguna vez se han puesto a reflexionar sobre lo placentero que resulta ser que, tras unas buenas horas de sueño reparador, nuestro descanso se vea “interrumpido” porque nuestra pareja amaneció (obviamente, antes que nosotros) y con muchas ganas de hacer travesuras, las cuales está [email protected] a hacerlas previo al café, la ducha y el desayuno?

 Y es que, aunque los sexólogos aún no se ponen de acuerdo con respecto al tema de qué hora del día es la mejor o la más adecuada para sostener relaciones sexuales, está muy bien documentado (a través de estudios muy serios) que aquellas personas que practican o ejercen el sexo matutino suelen manifestar un mejor rendimiento en sus actividades cotidianas, presumen un carácter más jovial y su estado de salud, por lo general, suele ser más equilibrado que el de aquellos que renuncian a esta muy exquisita alternativa.

 Incluso, hay especialistas que aseguran que el sexo mañanero resulta más favorable para el cuerpo humano que el ejercicio o la yoga porque le permite a las damas, a través de los orgasmos, aumentar sus niveles de estrógenos, lo que detonará en un cabello y una piel de mayor calidad, además de que serán menos propensas a la depresión; mientras que por el lado de los caballeros, estos elevarán sus niveles de testosterona, lo que en automático derivará en una mayor cantidad de energía para poder realizar sus tareas cotidianas, al mismo tiempo que esa mayor cantidad de testosterona se traducirá en un creciente deseo sexual que le hará despertar su instinto no sólo por las mañanas, sino a mediodía, por las tardes, en las noches, ¡a cualquier hora!

 Otros beneficios a ponderar con el sexo mañanero, en hombres y mujeres por igual, tienen que ver con la quema de calorías, porque con una buena sesión coital al despertar fácilmente podrán quemar de 200 a 300 calorías, al mismo tiempo que estarán mejorando ostensiblemente su capacidad aeróbica y, por otra parte, al tener relaciones sexuales, van a permitir que su cuerpo sude y transpire, lo que provocará que los poros de la piel se purifiquen, lo que resulta en una piel más brillante y al mismo tiempo reducirán el riesgo de desarrollar dermatitis. En resumen, el sexo (no sólo el mañanero, sino a cualquier hora del día) ayuda a reforzar ostensiblemente el sistema inmunológico.

 Sin embargo, también es importante considerar que el sexo mañanero no necesariamente tiene que concluir en un orgasmo, tanto el de ella como el de él. Tomando en cuenta que la gran mayoría de las personas que viven en pareja se despiertan por las mañanas con el tiempo contado para llegar puntuales a sus respectivos trabajos, obséquienle unos cuantos minutos a esta actividad al momento de despertar no sólo por el placer mismo que proporcionan las relaciones sexuales, sino para fortalecer el vínculo con sus parejas, desplegando ternura, caballerosidad y pasión en esos instantes que difícilmente se pueden presentar durante el transcurso del día. ¡Aprovéchenlo!

 Y no olviden que todos los sábados los espero en punto de las 23:00 horas en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (121 de Cablevisión y 121 de Sky).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo