La columna de Jessie Cervantes: Pongamos las cosas en su lugar

Hace un par de meses tuve la oportunidad de tener en mis manos un documento donde se cantaba a los cuatro vientos que Spotify era la nueva radio. Debo reconocer que tal sentencia me puso a reflexionar ya que, además, marcaban a esta plataforma como la evolución del medio algo que me pareció descabellado, me pareció una estrategia poco planeada y sin un fundamento tangente para sostener lo comunicado.

De entrada a pesar de ser México uno de los países con más usuarios de la plataforma en el mundo, de ser esta app hoy en día la más importante y con más penetración de su tipo; ya que con la mano en la cintura pasó de largo a sus competidores. Cuando todos estábamos en Itunes navegando con música comprada llegaron a la escena varias compañías con la oferta de escuchar en streaming los éxitos de tu preferencia y borraron del mapa lo que hasta entonces era la gran propuesta de Apple. Y de entre todas justo Spotify por su amigable manera de ser manipulada alzó la mano y se colocó en el primer lugar de preferencia entre los usuarios.

Todo lo anterior lo acepto sin tapujos, pero de ahí a que se comparen con el medio que lleva mano en la promoción de la música en México y en el mundo me parece imposible siquiera de pensar, de entrada la radio es gratis, sí está en todas partes, es portátil, no necesitas de señal de Internet o datos para oírla, la radio se escucha y te escucha, te acompaña, no hay necesidad de hacer listas está justo lo que quieres con sólo cambiar de estación, cubre prácticamente todo el territorio nacional, te informa y a pesar de ser injustamente tratada por las innumerables dependencias que la norman siempre estará ahí, es más casi podría asegurar que la audiencia descubre la música en la radio que después busca en las plataformas de streaming, ahí se hacen los éxitos que formarán parte de los millones de listas que dicen, hoy en día, están a disposición de los usuarios.

Creo firmemente que la transformación de la radio surgirá de la radio misma, creo que la poderosa máquina de contenido que es la radio seguirá siendo la base de lo que venga. Efectivamente, el nombre del juego en lo que sigue es la multiplataforma, la capacidad que tiene el consumidor de disfrutar del contenido en las más versiones posibles, en la radio, la prensa, las redes, la tele, ahh y en Spotify.

Ellos se meterán de llenó a la pelea cuando se consolide la transformación del podcast y puedas escuchar todo tipo de contenido en la plataforma, es más, deben llegar a poder mostrar videos sin necesidad de estar conectados, deben poder ofrecer de manera gratuita toda posibilidad de escucha dentro de la app, una buena idea hubiera sido negociar con el ambicioso señor Vergara para que, de entrada, los partidos de la hoy onerosas Chivas rayadas del Guadalajara pasaran sus juegos en audio por Spotify, en fin falta mucho por pasar y la tecnología tiene todo por enseñarnos sólo no nos equivoquemos en las estrategias de comunicación y no pretendamos ser nunca lo que no somos. Por cierto soy usuario de Spotify me puedes seguir como Jessie Cervantes.