#Confidencial: alternativas para ex gobernadores corruptos

Luis Armando Reynoso Femat saldará su deuda en libertad provisional, es decir, el panista acaba de abrir una puerta para que otros ex mandatarios busquen la misma ruta legal

#Confidencial: alternativas para ex gobernadores corruptos

Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes, sí es responsable de haber efectuado una compra simulada de casi 14 millones de pesos, y aunque ya recibió una condena de seis años y nueve meses de cárcel, él saldará su deuda en libertad provisional, es decir, el panista acaba de abrir una puerta para que otros ex mandatarios busquen la misma ruta legal y aunque sí sean responsables de delitos paguen su condena desde la comodidad de sus residencias. La fianza fue de más de 10 millones de pesos que, nos dicen, pagaron sus familiares que tal vez y fueron beneficiados por el manejo irregular de recursos públicos. Así el ex mandatario dejará la cárcel. Nada más falta que anuncie su regreso a la política bajo el cobijo del PAN.

Bernardo Bátiz y Andrés Manuel López Obrador se están quedando sin aliados en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Después de la renuncia de Mardonio Carballo, el escritor Fabrizio Mejía tiró la toalla argumentando que en ese órgano legislativo se redacta la primera Constitución de la capital con un tinte “neoliberal” y porque hay dentro una “guerra de posiciones hacia la elección del 18” que no permite el cruce de ideas y de proyectos duraderos. Parece que lo que dice es verdad.

Ivonne Ortega, diputada federal del PRI y ex gobernadora de Yucatán, denunció una campaña sucia en su contra después de que se manifestara en contra del gasolinazo impuesto por el gobierno de Enrique Peña Nieto. La priista aseguró que se trata de “fuego amigo” y desde sus redes sociales pidió ayuda para identificar de dónde salieron los tuits en su contra. Nos aseguran que Ortega no soltará el tema del gasolinazo y la postura de que aunque es priista no le enorgullecen algunas acciones encabezadas desde Los Pinos.

Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, tiene otro problema en la lista de pendientes, y es que los militantes del tricolor en Veracruz están a punto de armar un grupo disidente del ex director de la Comisión Federal de Electricidad por considerar que nada se ha hecho por limpiar la imagen del partido y de todos aquellos ajenos a Javier Duarte. Veracruz es el tercer padrón más importante para el PRI a nivel nacional y ahora sus militantes se quejan de ser ignorados abiertamente por Ochoa