KIA invade México con vehículos en nuevos segmentos

Esta semana se ha dado el anuncio del lanzamiento de más vehículos de KIA desde que llegó a México, esto quiere decir que no han acabado sus lanzamientos en México

KIA invade México con vehículos en nuevos segmentos

Esta semana se ha dado el anuncio del lanzamiento de más vehículos de KIA desde que llegó a México, esto quiere decir que no han acabado sus lanzamientos en México. Sus primeros años pasarán a la historia como la armadora que registró el mayor éxito comercial en el país en su introducción como ninguna otra, esto basado en las casi 60 mil unidades que vendió en su primer año completo en el país, la apertura más rápida de distribuidoras y coordinada por todo el país faltándole muy poco territorio qué cubrir. En el inicio de fabricación de unidades para México y exportación.

Y no está acabado en México el lanzamiento, pues espere ver el 2017 que viene, muchos estadistas de la industria confirman que este es un negocio de producto, producto y más producto. Es más, líderes automotrices han confirmado que cualquier problema en este negocio se puede atacar con un buen producto.

Pues déjeme decirle que KIA ha logrado el éxito con productos que han llegado y se han renovado, con segmentos que no estaban bien definidos como la KIA Soul, que ha añadido al éxito, otros muy bien orientados a la competencia, como la Sportage o el Optima, el Rio tanto sedán como hatchback, etcétera, no ha dejado nada fuera para su introducción en los segmentos que han hecho tres cosas: hacer voltear al consumidor, incrementar su posicionamiento con producto totalmente innovador –vuelvo al Soul– y tener un ambiente de compra totalmente distinto incluyendo 7 años de garantía.

Invade nuevos segmentos

Ahora nos enteramos que vienen por más, así que haga cálculos, seguro llegarán a los 7 primeros lugares de venta en breve, rebasarán las 60 mil unidades seguramente y mucho más, y la clave de la industria que es producto lo tendrán a manos llenas, tanto atractivo como innovador. Su talón de Aquiles puede ser el servicio, el cliente KIA es nuevo, no es un cliente leal aún, ahí es donde la segunda etapa tiene que funcionar en la planeación de instrucción técnica, bahías de servicio en las distribuidoras, inventarios de partes para todos sus modelos y ahí sí forjarán la lealtad que es lo más difícil de lograr en la industria. Una vez ahí, nos daremos cuenta de lo potente que puede ser, todos los competidores de respeto en volumen hacen lo mismo, así que nosotros como consumidores seguiremos ganando con tanta competencia.

En producto haga cuentas y mire lo que traerán. Iniciemos por el Rio hatchback, hay que recordar que no todas las armadoras se animan a traer sus hatchback, KIA sí lo ha hecho y hasta lo hace en México, este ya está a la venta, el Rio sedán nuevo mexicano estará en salas en marzo, con ello este segmento se vuelve potente para ellos compitiendo por un tipo de cliente joven y, por otro lado, conservador. En junio estaremos viviendo la introducción de una nueva minivan, esto no pasaba desde hace décadas que Sienna, Odyssey y Town & Country quedaron solas en México. KIA Sedona llega justo en el momento de mayor renovación del segmento queriendo conseguir a las familias, que luego sabemos crecen o cambian a camionetas en sus futuras compras. Lealtad de la familia en minivans siempre ha servido a las armadoras que atienden a este mercado.

Ha pensado en un híbrido, las opciones son pocas y lo que no hay en otras marcas en el mercado, KIA ya traerá su híbrido, veremos el precio, pero por lo pronto Niro será la respuesta a un crossover híbrido que se ve con poca competencia, mucha innovación y le apuesto meterá muchos clientes de otras marcas a verlo en las KIA. Consiguiendo más clientes confirman el Stinger, un auto creado para competir con autos de alta gama, pero sigue siendo KIA para los amantes del volante. Autos familiares deportivos el objetivo es el Serie 3 de BMW, Audi A4 o el Clase C de Mercedes Benz, por lo menos ahí quieren posicionarlo en sus capacidades de tren motriz, lo cierto: muchos voltearán a ver a KIA por este auto.

Y la sorpresa de Forte será su motor turbo, en este año. Cierran la gama de producto en la franja inferior con el Picanto, gran auto pequeño, para la ciudad y capacidad de carretera, metiéndose en segmentos de más amplio volumen.
Así desde los pequeñitos, los deportivos, híbridos y minivans, KIA está por crear clientes leales, en menos de 36 meses veremos las primeras recompras, lo que es seguro es que la competencia sigue en el país, y con ello el consumidor elige, decide y sigue teniendo opciones. Sin duda el cuadro de ventas a volumen cambiará en los próximos 5 años en el país.