Ing. Fernando Ávila: 40 años de legado en Ford y Lincoln

Ing. Fernando Ávila: 40 años de legado en Ford y Lincoln

Existen ejecutivos en la industria automotriz que dejan su huella en las organizaciones, y esta semana será la primera en que a las oficinas de Ford de México no llegue Fernando Ávila, luego de 40 años de hacerlo diariamente, decide que ha llegado el tiempo para retirarse, pero esta etapa no llega sola sino con el alto reconocimiento de toda la empresa, de sus compañeros, distribuidores y de todos quienes hemos tenido el placer de trabajar con él para, ahora, pasar a disfrutar de su amistad. Fer, como yo le llamo, ha sido una de las figuras mas consistentes, exitosas y llenas de energía dentro de Ford de México y liderando en dos ocasiones las operaciones de Lincoln en nuestro país.

No hay quien haya estado en sus equipos de trabajo que no lo reconozca por su disciplina, entrega total e interés para que siempre los proyectos lleven el orden adecuado para su éxito total, aprendizajes, momentos de ejecución, paciencia corporativa y reconocimiento han sido siempre los pasos que le han llevado al éxito en lo que ha emprendido.

Ingeniero de carrera, inicia en Ford en 1977 en el área de diseño, donde encontraba un campo fértil para sus intereses; luego, su liderazgo y mentalidad empresarial lo llevó a departamentos de planeación de producto, esencial para traer y configurar los vehículos que harían el éxito de la entonces Ford una de las tres grandes del país. Con ello pasó también al área de servicio, se le asignó en el liderazgo del departamento de planeación de negocios y mercadotecnia en Estados Unidos, reconociendo su gran potencial dentro de la compañía y ejecución exitosa de proyectos.

Uno de los grandes puntos de su carrera llegó con la dirección de Lincoln en 2004, una decisión corporativa que dejó al equipo de Lincoln fusionado con otras áreas donde entró al área de personalización de vehículos haciendo lo impensable en cuanto a eficientar lo que sucede con los autos una vez salidos de la planta e implementando tanto ahorros como soluciones creativas para el producto de Ford de México, legado que continúa. La fusión de Lincoln, vuelve a tomar un giro y a organizar una nueva dirección que él toma en sus manos y hace el nuevo éxito de la marca en el país introduciendo las primeras camionetas de la marca, y llevando gran parte de decisiones de venta, servicio y distribución.

Sin duda, pocos se llevan el reconocimiento total, hemos visto cómo cada distribuidora le ha reconocido su labor, cada amigo, colega y hasta los medios de comunicación, hoy encontramos en Fernando Ávila un amigo invaluable, con quién platicar, crear, compartir experiencias o simplemente pasar un rato de charla es una ocasión especial e inolvidable. Mi más alto reconocimiento, por 40 años de dejarle lo mejor a Ford y a quienes participamos de su liderazgo, éxitos y, ahora, su realización en familia.