Entre la Música y la Fe

Entre la Música y la Fe

En plena semana santa, cuando casi todo el país está de vacaciones, relajados, aprovechando que tienen libres en su calendario un par de días de descanso obligatorio y sin reflexionar en el motivo, no importando si son o no católicos, sin pensar si quiera en la religión que profesan, está claro que en estos días lo único que importa es vacacionar, salir, divertirse, juntarse, reventar, emocionarse y disfrutar.

Es por eso que lo que nos queda es pensar en la drástica forma en que la religión católica ha transformado la Fe que sus adeptos tienen en su forma, su historia, su dogma y filosofía por una muy cómoda manera de profesarla, hoy en día lo más fácil es recurrir a Dios solo cuando se necesita, cuando ya no hay tiempo de nada, cuando hay que buscar un gancho, cuando hay que repartir culpas, porque si nos pasa algo que sale de nuestro control, no pensamos en nosotros, ni en nuestras acciones para que sucediera, simplemente decimos “así lo quiso Dios”, “Los tiempos de Dios son perfectos”, “Dios estoy en tus manos” cuando lo mejor sería recurrir a la frase no bíblica que reza “Dios dice ayúdate que yo te ayudare” para así reafirmar que “Dios no tiene la culpa”, eres tú, el responsable de cada uno de tus actos, en esta semana “Santa” y en lo que resta de tu vida.

Así y aprovechando que tienes tiempo para pensar, reflexionar, y escucharte, nada mejor que la recomendación de recurrir a la música para reafirmar tu fe y con esto me refiero a ti, es decir escuchar canciones que te lleven a reafirmarte como ser humano, que te lleven a acomodar tus ideas, tus pensamientos, tus sueños, que te hagan un análisis de que está bien y que mal en tu vida, que personas deben estar y a cuáles es urgente que quites del camino, lo mejor es que vas a descubrir que la música es una maravillosa terapia para sacar esas conclusiones, para retomar los sueños que creías vencidos, para recomponer el camino a metas olvidadas para volver a imaginar, para hacer trabajar tu mente que seguro no siempre se pone de tú lado, pensé en proponerte una lista de canciones, pero sería egoísta de mi parte porque ese debe ser el origen del ejercicio que puedes hacer esta largo fin de semana, busca las canciones adecuadas, seguro las tienes, seguro también hace mucho que no las escuchas, pon la que te hace llorar, la que te pone a cantar, canta y canta fuerte, que te escuchen, pon la que te recuerda al amado, al odiado, la que te hizo crecer, la que marco tu último fracaso, tu gran error, por la que te carga de energía, la de moda, baila, suda que te venza el cansancio para que cuando te acuestes, pienses, organices y pongas en línea todo respecto a ti, seguro estoy que llegando a las conclusiones adecuadas, escuchando la música correcta y reafirmando tu Fe en ti, podrás acercarte a Dios de una mejor manera, estando bien tú, teniendo clara tu mente podrás hablar de frente con Dios y con todos, solo basta moverte por dentro, encontrar las canciones, abrir tu mente y dejarte llevar por la música.

Has que esta sea una semana santa, disfrútate, gózate y comparte, date cuenta que no hay mejor terapia que la música para llegar y disfrutar de los mejores destinos con la gente que amas y te ama, has que las canciones suenen, te llenen y te hagan un ser de luz, feliz y con un futuro claro que la religión llegara sola, como siempre, cuando más la necesites.

Felices días y gran semana.