Hábitos que mejoran tus finanzas

Hábitos que mejoran tus finanzas

Nunca es tarde para aprender, es una de las frases más comunes para referirnos a la posibilidad que existe de adquirir y expandir nuestro conocimiento en todo momento sobre cualquier tema en particular, incluyendo las finanzas personales.
El mantener hábitos saludables son elementos básicos para el desarrollo de todo aprendizaje, por eso te compartimos tres simples hábitos que pueden sembrar las bases para mejorar tu experiencia en el manejo de tus finanzas personales y ser la diferencia para poder lograr tus metas financieras.

Siempre ahorra

Muchas veces consideramos al ahorro como una actividad que podemos hacer cuando tenemos “dinero extra”.

Sin embargo, es esencial hacerse a la idea que ahorrar necesita realizarse con periodicidad para tener un buen resultado y la mejor práctica es destinar una parte de tus ingresos al ahorro en la misma frecuencia en como los recibes, es decir cada quincena, mes o hasta diariamente tienes la oportunidad de ahorrar.

Adicional, debemos tomar en cuenta que el ahorro puede derivarse de una reducción en costos con la ayuda del seguimiento puntual a tu presupuesto, tratando siempre de ser lo más eficiente posible, como aprovechar descuentos en la adquisición de bienes y servicios, asignando esos recursos al ahorro en lugar de al gasto.

Siempre invierte

Si bien es cierto, ahorrar es una condición necesaria para mantener buenas finanzas personales, no es suficiente en muchos casos como lo muestra la estadística para lograr potenciar y sacar el mejor beneficio de esos recursos. Por eso la importancia que todo ahorro evolucione o se acompañe de inversión.
En ese sentido, invertir involucra poder incursionar en mayor número de alternativas de valores e instrumentos de los mercados financieros para poder tener la mejor flexibilidad posible en la obtención de resultados a nuestro favor. De igual manera, la elección de invertir requiere una auto evaluación de nuestra tolerancia y actitud hacia el riesgo congruente en todo momento con nuestro objetivo del dinero.

Siempre visión de largo plazo

Definir el tiempo que mantienes el dinero en ahorro e inversión debe ser sujeto a los requerimientos y objetivos propios para cada dinero. Es una realidad que cada uno de nosotros tenemos diversos usos y destinos del dinero.

Sin embargo, existen objetivos duros que debemos hacer frente en el tiempo, como por ejemplo el financiamiento para el retiro y requieren en el mejor de los casos, planeación y mantenimiento de los recursos por periodos amplios de tiempo.

Sólo para ilustrar esta idea, basta con considerar el desempeño de invertir 300 mil pesos, los últimos diecisiete años bajo una estrategia diversificada entre cetes 80%, IPC 15% y dólar 5%, con un resultado de un millón 26 mil 11 pesos.

Recuerda que mejorar tus finanzas personales siempre se encuentra bajo tu control al igual que evaluar a las instituciones, mecanismos y productos donde destinas el dinero, pero la mejor forma de hacerlo es siguiendo hábitos que te ayuden a conseguirlo.