Recupérate de la cruda financiera después de las vacaciones

Cientos de mexicanos planeaban pagar su viaje de vacaciones con sus ahorros, sin embargo, en muchos casos la cruda financiera postvacacional estará presente

Recupérate de la cruda financiera después de las vacaciones

Este verano, poco más del 90% de los mexicanos que tenía pensado salir de la Ciudad de México planeaba pagar su viaje con sus ahorros, de acuerdo con una encuesta realizada por la comparadora de servicios financieros ComparaGuru.com.

 Pero no falta quien, al calor del sol, la arena y el mar, decide echar la casa por la ventana. Si tú eres de ellos, recupérate de la cruda financiera postvacacional con estos tips:

Casa

• Compra al mayoreo. Cuando haces compras al mayoreo es posible que obtengas precios más bajos por cada pieza, comparado con comprar el artículo de forma individual. Si lo haces en clubes de precios, toma en cuenta que deberás pagar una membresía de alrededor de 500 pesos, pero para amortiguar el impacto en tu cartera puedes aprovechar las promociones que te permiten invitar a un amigo o familiar para dividirse esa cuota.

Explora nuevas marcas. A veces los productos que compramos por costumbre los pagamos más caros sólo porque tienen una marca reconocida. No te encasilles, puedes probar productos de marca que podrían tener un menor precio con calidad similar al producto que compras hoy. La clave está en probar.

Pide el súper por Internet: pedir el súper por internet no sólo te facilita la vida, también puede hacerte evitar las compras impulsivas.

 

Trabajo

Comparte tu coche con personas del trabajo que vayan en la misma ruta. Si de todas formas tú vas a pasar por ese camino, sácale el máximo provecho. Es gana-gana. La gente apreciará ir en un transporte seguro y con una buena plática, mientras tú ayudarás a tu cartera porque puedes compartir con ellos los gastos de gasolina en lugar de pagarlos tú solo.

Dejar de usar tanto taxi. ¿Necesitamos abundar? Despiértate un poco más temprano y usa transporte público más seguido.

Fines de semana

Aprende a decir que no. Nunca falta la salida con amigos en la que tú te tomaste un refresco, pero a alguien se le ocurre que hay que dividir la cuenta en partes iguales. Si tú eres el típico que llegó tarde y sólo se tomó un refresco, aprende a decir que no y paga únicamente tu parte de la cuenta. 

Evita las tentaciones. Típico que estás en casa sin hacer nada y se te antoja ir a tu tienda de ropa favorita sólo para ver. Ya sabemos el final de la historia, lo más probables es que termines comprando algo.

Y si de plano viste algún artículo que no es muy necesario, pero te gustó muchísimo, no lo compres de inmediato. Deja que pasen unos días. Es probable que con los días el deseo de compra se calme porque estarás controlando las compras impulsivas. 

Automatiza tu ahorro

Ayúdate a ahorrar. A veces uno necesita que alguien nos eche una mano para cumplir nuestras metas y para eso ya existen muchas apps que te ayudan a ahorrar de forma automática; piggo es una de ellas. Si tienes dudas sobre ahorro o inversiones, escríbeme a ilse@piggo.mx.