Los peores, pero necesarios meses del año

Mentiras, fake news, insultos, promesas incumplibles, ataques personales y además millones y millones de spots. Así será parte de nuestro 2018, año electoral, año de campañas, año en que elegiremos presidente de la República.

Los peores, pero necesarios meses del año

Lo que debiera ser una fiesta electoral, una oportunidad para ver contrastes entre los partidos políticos, las alianzas electorales y los aspirantes presidenciales, se convierte en meses de desgaste, hartazgo, decepción y cansancio.

Los políticos y muchos ciudadanos nos convertimos en responsables de la maraña de contenido político electoral que circula ya en redes sociales y en medios de comunicación, muchas veces falso.

Inevitablemente existe un posicionamiento ante uno u otro candidato, se comparte información o se refuta. Sin embargo, hay que ser responsables en qué decir y cómo hacerlo.

Amplificar mentiras, atacar sin sustento, compartir información falsa, debilita a la democracia. Aunque en ocasiones exista un impulso para compartir una información, bien vale la pena seguir los siguientes pasos antes de hacerlo:

  • Antes de compartir una información, hay que  corroborar que sea verdad. Revisar en dos o tres medios y confirmar la fuente de donde se dio a conocer.
  • Mantenernos informados. Leer documentos que hayan compartido los partidos políticos o los candidatos. Aunque resulte cansado, también es nuestra responsabilidad buscar la información sobre lo que proponen los aspirantes.
  • Evitar polarizar. Nadie gana cuando la discusión se centra en los insultos, en mentiras o falsedades.

Las redes sociales son una ventana de oportunidad para exponer nuestra opinión, es nuestro derecho hacerlo, pero también una responsabilidad. Los siguientes meses serán los peores, pues veremos toda clase de insultos y muchas veces mentiras, pero también serán los meses necesarios, para debatir y para fortalecer la democracia.

Últimas palabras

El Globo de Oro como mejor director fue para el mexicano Guillermo del Toro. Extraordinario cineasta, quien siempre se ha mantenido en su estilo, es un grande.

También puedes leer: