Cuiden su tesorito

Siendo 2018 un año eminentemente electoral, seguramente vamos a recopilar declaraciones que serán verdaderamente “joyitas”, emanadas de quienes espero no se conviertan en unas “fichitas”

Cuiden su tesorito

¿Hace cuánto se utilizan y valoran las joyas? ¿Por qué cuesta más un diamante que un ópalo? ¿Qué son los diamantes de sangre? ¿Y qué tal los cientos de historias de joyas malditas? Empecemos por las consideradas las más antiguas.

Me vienen a la mente de volada unos lapislázulis de Egipto de cinco mil años o joyas aztecas con turquesas que se remontan a cuatro mil años, pero resulta que nel pastel. Las joyas más antiguas “¡datan de 100 mil años atrás!”. Y se trata de “una serie de cuentas compuestas por un material orgánico, que proviene de la concha de un molusco de nombre Nassarius y que fueron encontradas en la cueva de Skhul, en Israel”.

Son sólo dos cuentas del tamaño de dos frijolitos, perforadas, y evidentemente listas “para ser llevadas en un colgante o engarzadas junto con otras en un collar”. A los científicos aún no les queda claro cómo fueron perforadas, pero se cree que lo hicieron con utensilios de piedra. Y como ya ve que los humanos somos dados a demostrar nuestra SUPERIORIDAD sobre OTRAS RAZAS… O como quien dice “que hasta en la letrinas hay niveles”, al parecer estas perlitas no sólo eran un adorno, también en la cueva de Blombos en Sudáfrica se encontraron varias cuentitas y al analizarlas resultó que eran anteriores a Chabelo, con una edad de 70 mil años. Se diferenciaban de las cuentas encontradas en Israel “por una ligera coloración rojo ocre”. En caso de que las hayan “coloreado”, ¡sería el primer caso de “gemas tratadas” de la historia! Aunque también podría ser que permanecieron enterradas. Con alguna piedra rojiza durante muchos años.

Y como se ve que abundaba, o al menos nuestros ancestros comían mucho ceviche de molusco Nassarius, fue encontrada en Algeria, una sola cuentita de alrededor de 35 mil años. Bien a bien no sabemos si la enviaron a ese lugar por mensajería o correo regular, pero la verdad es que se encuentra muy lejos de donde se puede conseguir de forma natural el mentado molusco. Quién sabe… a lo mejor fue un recuerdito conseguido en el Duty Free prehistórico. ¿Pero cuándo comienza a rifarla el “orégano”? Bueno, se descubrió un objeto, de 24 quilates y sólo dos gramos y lo desenterraron en un poblado prehistórico de Bulgaria. La joya de 24 quilates fue hallada durante unas excavaciones en el poblado prehistórico de Solnitsata. Este poblado prehistórico en Bulgaria es el pueblo más antiguo del mundo, por lo que la joya de oro podría tener unos seis mil 600 años. Nomás piénsenle… los investigadores señalan que “los habitantes de ese poblado pudieron haber sido los primeros en aprender a trabajar el oro”. Y han sido de tal culto las piedras preciosas y semipreciosas que muchas tienen hasta historias que merecerían o han sido protagonistas de películas en la pantalla grande, por ejemplo el diamante Taylor-Burton. Cuentan que a la fallecida actriz Elizabeth Taylor le encantaban los diamantes (nada taruga) y su pareja intermitente, Richard Burton, la llenaba de joyas. Una de las más famosas fue “la piedra que compró en Cartier en 1969”. Y así como muchos varones suelen ponerle nombre a su “aquellito”, se le ocurró bautizar este piedrón como Taylor-Burton. Otro muy famoso es el llamado anillo de Lady Di-Middleton. Un enorme zafiro azul de 18 quilates, rodeado de 14 diamantes y montado en un anillo de oro blanco, por si quiere invertir bien el resto de su aguinaldo, este anillito está valuado “en medio millón de dólares”. Y Carlos de Gales se lo dio a Diana Spencer el día que se comprometieron en 1981. “La última vez que Diana (q.e.p.d) lució el anillo fue en 1996 antes de que firmara el divorcio con Carlos. La pieza se volvió popular nuevamente en 2010, cuando el hijo de Lady Di, Guillermo, se comprometió con Kate Middleton. El príncipe decidió que la sortija que había usado su madre era la apropiada para pedirle matrimonio a su novia, ya que así se aseguraba que “Diana estaría presente el día de la boda”. Esto nos indica que Carlos, heredero al trono, probablemente fue un “hoja suelta” pero…también era muy generoso. Algunas han sido protagonistas de blockbusters como las joyas del Topkapi en Turquía. La neta es un lugar alucinante. Mucho más impactante que las joyas de la corona en Inglaterra o que todos los tesoros de la familia real austríaca que cuenta hasta con supuestos cuernos de unicornio de más de 2 metros. Con decirles que hay piedras preciosas en urbes enormes, amontonadas y que cada una es del tamaño como de muslo pierna de jugador de futbol americano… afroamericano. Así en bruto. La piedra… no el jugador. Amén de un montón de joyas trabajadísimas en filigrana de oro con miles de incrustaciones preciosas. Hasta pareciera algún tesoro pirata chaquetón como de escenografía Holywood 15. Pero no todas son reales ya me imagino que ese tesoro hubiera pertenecido a México. Seguramente ya todo serían réplicas y los originales estarían en alguna bóveda privada europea.

LO CHIDO

• Nadie conocía en Occidente el arte del maestro Fabergé. Pero en Rusia era otra historia. Los huevos de pascua Fabergé eran el capricho de los zares, y el regalo favorito para la zarina. Peter Carl Fabergé elaboró 69 piezas en el periodo de 1885 y 1917, y actualmente se conservan sólo 61 huevos de este tipo en el mundo. Peter Carl Fabergé fabricó por encargo el primer huevo de pascua para el Alejandro III quien quiso obsequiárselo a su esposa, la zarina María Fyodorovna, ésta quedó maravillada al ver que al abrir el delicadísimo huevo exterior, éste contenía otro huevo y dentro de éste una gallina de oro con la corona real. Eran de oro, plata, platino y con incrustaciones de zafiros, rubíes, esmeralda, diamantes y demás piedras preciosas, el detalle al estilo rococó era la cereza del pastel.

• El collar de María Antonieta quien fue reina en Francia, país al que llegó siendo una niña. Entre la corte, tenía fama de ser una mujer muy frívola, por lo que era lógico que tuviera una gran colección de joyas que nada tenía que envidiar a la de las otras coronas. En la colección había un collar de 648 diamantes, que Luis XV había encargado para su favorita, Madame du Barry. Pero como el rey murió antes de que la joya estuviera acabada, su amante nunca lo recibió. Entonces, el obispo de Rohan lo adquiere, pero no lo paga, indicando al joyero que se lo cobre a María Antonieta. El obispo se lo entrega finalmente a su amante, la condesa de Valois, que lo traslada a Londres, donde es desarmado y vendido por piezas.

LO QUE CALIENTA

• ¿Has escuchado hablar de los diamantes de sangre o diamantes de guerra? Estos son obtenidos en una zona de guerra (normalmente en África) y se utilizan para financiar guerras. Lo peor es que se extraen mediante el uso de esclavos o personas en régimen de semiesclavitud.Esto es la violación masiva de derechos humanos. Increíble que suceda en pleno siglo XXI. Sin embargo, hay muchos intereses de por medio. Ya que estos diamantes comúnmente llegan con la apariencia de ser oficiales, a joyerías de países asiáticos como la India, son convertidos en joyas y de ahí enviados a marcas internacionales europeas. Donde (como le explicaba una película del mismo nombre) se encierran en bóvedas durante mucho tiempo para que sigan siendo sumamente caros. Al final es muy difícil rastrear un diamante de sangre. Algunos de los dictadorcetes que obtuvieron el poder gracias a esta terrible práctica, invitan a personas famosas a participar en fiestas privadas y como en el caso de Naomi Campbell, las redes sociales y la crítica internacional se le fueron a la yugular cuando regresó portando un diamante regalado ¡¡¡por el siniestro anfitrión de la fiesta!!!

PARA PENSARLE

La magia de las joyas, su valor, su poder en la sociedad y su hechizo a la vida las hace tentadoras para los más grandes ladrones de la historia. En 2013 un tipo estuvo a punto de entrar a los Record Guinness con el robo más cuantioso de joyas en la historia de Bélgica. Que le dura el ratero del martillito de plaza Santa Fe. “Acompañado de una pistola semi-automática y con el rostro convenientemente cubierto por una bufanda, el hombre cargó a plena luz del día con una maleta repleta de joyas y cuyo monto ascendía a 136 millones.Por otro lado, “durante el fin de semana del 15 y 16 de febrero de 2003, más de 120 cajas de seguridad (de 160) del Centro de Diamantes de Amberes, en Bélgica, fueron vaciadas por una banda de ladrones conocida como La Escuela de Turín. La cosa es que se llevaron se llevaron un botín de diamantes, oro y joyas valorado en más de 140 millones de dólares. Usando un túnel estilo el Chapo. “La suma es hasta ahora una marca mundial, en su momento la operación fue calificada como “El atraco del siglo”.
Harry Winston, en París, hurtó joyas por 106 millones de dólares el 4 de diciembre de 2008 con tres secuaces vestidos cual mujeres con vestido, pelucas y tacones. Así, partiendo plaza, entraron a la joyería Harry Winston de París, y prácticamente LA VACIARON. En 2009 la policía dijo haber recuperado 80% del botín.

También puedes leer: