Renueva tu intención y abre las puertas a un año de posibilidades

Nuestro columnista Ismael Cala nos habla sobre los alcances de nuestros proyectos y como afrontamos los retos que se nos presentan cotidianamente

Por Ismael Cala

Un día sin intención es un día desperdiciado. Para crear una intención es necesario aclarar el para qué quieres lograr algo en un día, una semana, un mes, un año o a lo largo de tu vida.

Y aunque esto puede sonar muy simple, es en realidad muy poderoso. Cuando te tomas un tiempo para preguntarte, al menos tres veces ¿para qué quiero lograr esto? instintivamente vas indagando en lo más profundo de tu ser para llegar a la causa raíz de tu propósito.
En algunas ocasiones, tus mismas respuestas te permitirán concluir que el para qué estabas haciendo algo no resonaba lo suficiente contigo como para llevarlo a cabo (y así terminas entendiendo por qué te quedaste a mitad de camino las veces anteriores). En otras oportunidades, encontrarás que los para qué efectivamente validan y le dan peso a tu verdadera intención.
Entender el principio de la intención, significa que estamos conscientes que cuando elegimos algo, enfocamos nuestra energía en eso. Para lograr el éxito, necesitamos analizar nuestras intenciones y creer que el universo va a conspirar para darnos lo que queremos si alimentamos nuestras intenciones de triunfar.
La intención es fundamental en todo lo que hacemos, porque nos ayuda a alcanzar los propósitos. Si vamos por un camino, la única forma de llegar hasta el final es teniendo la intención de hacerlo, a pesar de los obstáculos. De lo contrario, no llegamos nunca, pues en cualquier momento nos quedamos dormidos bajo una refrescante sombra.
La intención no se mide por tamaño, sino por su fuerza. Para lograr lo que anhelamos en la vida, debemos disponer de toda su fortaleza. Por ello te recomiendo plantearte intenciones diarias y que las conviertas en un hábito a partir de ahora. Esta costumbre nos ayudará a entender mejor el mundo y a fijar objetivos en el proceso de reflexión y conocimiento.
Según las palabras de mi amigo y mentor Deepak Chopra: “La intención es el verdadero poder detrás del deseo”. Es por ello que, para obtener el éxito y la felicidad que queremos, debemos aprovechar el poder de la intención positiva porque cuando tenemos claro para qué queremos lo que deseamos lograr, podemos crear la vida que realmente deseamos y merecemos.
No quiero terminar sin mencionarles que invertir en uno mismo es un proceso consciente, es decir, mediado primeramente por una intención. Se trata de un proceso que sólo le pertenece al cerebro consciente.
Pensando en esto, tanto la gira mundial que comienza próximamente como el ciclo de masterclass de este año lleva por nombre El Negocio de ser tú con el fin de que enfoques tu intención al activo más importante que tienes: tú mismo.
¡Convierte la intención en un hábito diario y enfócate hacia lo que quieres lograr!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo