¿Qué tan rápidos son los ajustes en los mercados?

El mercado accionario, medido a través del índice S&P500, vio un ajuste de poco más de 5% en la primera semana de febrero

¿Qué tan rápidos son los ajustes en los mercados?

A raíz de la fuerte caída observada hace un par de semanas en los mercados, los medios especializados respondieron de manera habitual: colmaron los encabezados de notas que anticipaban la llegada del tan esperado ajuste, tras casi una década de rebote ininterrumpido desde la Crisis de 2008. Y algunos se precipitaban a anunciar un cambio en el orden financiero global.
Los oráculos apocalípticos frotaban sus manos, y redactaban extensas notas que destacaban el porqué ellos habían tenido la razón todo este tiempo, y que esto era solo el principio del fin. En redes sociales hacían referencia a sus notas con cierta antigüedad y al parecer con nula caducidad. De nuevo, hasta un reloj descompuesto da la hora bien dos veces al día.

Ahora bien, todo debe guardar proporciones, el mercado accionario, medido a través del índice S&P500, vio un ajuste de poco más de 5% en la primera semana de febrero. Sí, este fue el mayor ajuste semanal desde principios de 2015, pero en los últimos 50 años no figura ni siquiera entre las 35 más fuertes en este periodo.

“Los precios de las acciones suelen caer más rápido de lo que suben, pero tienden a subir más de lo que bajan”, dice David Gardner.

¿A qué nos referimos con que el mercado suele caer más rápido?

De entrada, pareciera ser una percepción asociada con la psicología humana. Uno reciente peor las caídas que las alzas, además, podemos echar un vistazo a la historia.

En los últimos 50 años, la caída más pronunciada del S&P500 en un día fue de 20.5%, por el contrario, el alza más grande, apenas de 11.6%.

En conjunto, los veinte peores días del S&P promediaron un ajuste de 7.4%, contra un avance de 6.3% en los mejores veinte.

La segunda parte del enunciado es el que nos debe dejar un poco más tranquilos. De entrada, sabemos que el mercado accionario, suele tener una tendencia creciente en el largo plazo, dando un rendimiento anual promedio de 6.8% en los últimos 50 años.

Por otro lado, las observaciones diarias de rendimientos en el S&P de los últimos 50 años, están sesgadas al alza con un 53% de estas mostrando rendimientos diarios positivos.

Para concluir, es difícil determinar cuándo comenzará un ajuste de proporciones relevantes, por el momento, el mercado vio un rebote de poco más de 4% tras el ajuste, y se mantiene a tan sólo 5% del último máximo histórico.

Pareciera que todavía no es momento de salir corriendo, pero bien vale la pena aprovechar este respiro y volver a hacer un análisis minucioso de nuestro portafolio y determinar si nuestra exposición a riesgo es la indicada. Es importante llevar a cabo la planeación siempre con cabeza fría, para poder ejecutarla de la mejor manera, ante cualquier escenario.