Historias de mafiosos, patadas y demás

El partido que fundó AMLO no tiene empacho en recibir apoyos de la maestra Gordillo, del “Señor de las Ligas” René Bejarano, Marcelo Ebrard y de Napoleón Gómez Urrutia

Por David Olivo

Hace tres años, el PRI postuló a Carmen Salinas como diputada federal plurinominal, decisión que a la postre generó severas críticas y reclamos, de la gente y de los propios legisladores, por una razón de peso: la popular actriz no tenía ninguna experiencia política ni legislativa.

A la postre, la decisión del tricolor también le pasó factura al Congreso, pues la “Corcholata” tuvo un papel gris en San Lázaro, improductivo y solo sirvió para cobrar con cargo al erario durante tres años. Por eso, y más, los legisladores son los más reprobados ante la ciudadanía, solo después de los policías.

Pues la lección no bastó. O de plano Morena, PRI, Panal y PT son los más cínicos y le apuestan a la desmemoria del pueblo. Morena, el partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, no tiene empacho en recibir apoyos de la maestra Elba Esther Gordillo, del “Señor de las Ligas” René Bejarano, Marcelo Ebrard y de Napoleón Gómez Urrutia. Detrás de cada uno de ellos existe una historia oscura y delincuencial.

René Bejarano: el 3 de marzo de 2004 fue balconeado por “Brozo” en un video que lo muestra recibiendo dinero en efectivo del empresario Carlos Ahumada. El dinero presuntamente fue a parar a las campañas del PRD.

Napoleón Gómez Urrutia: exiliado en Canadá desde 2006 por acusaciones en su contra de defraudar con 55 millones de dólares a trabajadores mineros.

Marcelo Ebrard: exiliado en Francia y Estados Unidos para no enfrentar denuncias en su contra por la malhecha línea 12 del Metro, la cual a seis años de inaugurada enfrenta severas fallas.

Elba Esther Gordillo: presa en su penthouse de Polanco, está acusada de malversación de fondos y crimen organizado.

A pesar de este abanico, Morena y el PRI le apostarán este 1 de julio a actores como Carmen Salinas, actores, cantantes o exfutbolistas profesionales, cuya única virtud es que son conocidos (no reconocidos) por millones de mexicanos.

Morena postulará en esta elección a Sergio Mayer, el de Solo para Mujeres y Garibaldi, para diputado federal por la Ciudad de México.

El exjugadores Adolfo Ríos, y Cuauhtémoc Blanco, serán postulados por el mismo partido para alcalde de Querétaro y Gobernador de Morelos, respectivamente.

El actor, Ariel López Padilla, acusado de maltratar a su esposa, Mariana Levy, hija de Talina Fernández, disputará al “Cuau” la gubernatura morelense.

Y del lado del PRI y su socio, el Panal, postulará al cantante y actor Eduardo Capetillo a la presidencia municipal de Ocoyoacac, Estado de México, y la candidatura que se lleva la cereza del pastel es la de María Elena Saldaña, “La Güereja”, actriz y comediante, quien iría para diputada federal por Morelos bajo los colores de Nueva Alianza.

De este tamaño es la desesperación de Morena y PRI para apostarle a la frivolidad y popularidad que a la experiencia política o legislativa. Así es como pretenden cambiar al país, así es como buscan robustecer sus plataformas políticas, así es como buscan ganar más votos este 1 de julio.

Parece que a estos partidos se les olvida que para cambiar al país se requieren ideas, cuadros políticos o ciudadanos con experiencia en gestión, administración pública, y legislativa, más no , futbolistas, actores y cantantes, por muy populares que sean.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo