SALUD EN TUS MANOS: Quítate los zapatos y contacta con la tierra

Por María Esquivel

Seguramente cuando eras niño lo hiciste muchas veces, aventaste tus zapatos y saliste al jardín a correr y jugar durante horas, y te aseguro que lo disfrutabas. ¿Hace cuánto que no lo haces?

El placer de caminar descalzo puede ser uno de los mejores hábitos, pues representa muchos beneficios para nuestra salud; en inglés se le llama grounding (hacer tierra), es decir, conectar nuestro cuerpo con la naturaleza, conectarnos con la tierra.

El Journal of Environmental and Public Health publicó una investigación en la cual se demuestran los beneficios de hacer tierra:

Ayuda a mejorar la calidad del sueño y el despertar descansado.

Ayuda a disminuir significativamente el dolor crónico y la rigidez muscular.

Regula el cortisol, el cual es la hormona del estrés.

Equilibra el sistema nervioso autónomo y estimula el sistema nervioso parasimpático.

Disminuye la respuesta inflamatoria y neutraliza los radicales libres.

Estimula el buen funcionamiento cardiaco aumentando la variabilidad de su frecuencia cardiaca.

Mejora la circulación sanguínea y adelgaza la sangre para que mejore su capacidad de remplazarse entre sí y fluya mejor por los capilares.

Mejora tu sistema inmune y aumenta tus defensas.

Para hacer tierra lo único que necesitas es andar descalzo, con los pies en contacto directo con superficies como: arena, pasto y tierra. Esto es porque somos seres bioeléctricos que, al hacer contacto entre el suelo y nuestra piel, la cual es un excelente conductor de electricidad, absorbes un flujo constante de electrones, lo cual ayuda a sentar las bases para que tu cuerpo se sane a sí mismo.

Hacer tierra es una práctica milenaria; para obtener sus beneficios debe ser practicada de forma regular. Sugiero empezar a practicarla 10 minutos al día y así poder ir aumentado el tiempo hasta llegar a un tiempo que sea el ideal y cómodo para ti; el tiempo justo en el cual estás notando beneficios para tu organismo dependerá de saber escuchar a tu cuerpo y estar conectado con él.

Empieza ya a quitarte los zapatos y a disfrutar el maravilloso y sano contacto que puedes hacer con la tierra, como cuando eras chiquito.

Si tienes alguna duda puedes contactarme a mi correo esquivelma[email protected], o en mis redes sociales @CoachMariaEL y Facebook: Trofología y Alimentación Consciente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo