Los 10 consejos de Bill Gates para alcanzar el éxito

Nuestro columnista Helios Herrera comparte con los lectores de Publimetro la receta que Bill Gates ha implementado y lleva a cabo día a día para alcanzar su éxito

Por Helios Herrera

Si te pidiera que mencionaras personas reconocidas mundialmente por sus éxitos, sin duda Bill Gates sería uno de los que entrarían en la lista. Y no es para menos pues es el fundador de Microsoft e ícono a nivel mundial por su trayectoria e impacto laboral.

Ahora bien, pensemos que vas a hacer un rico pastel, por supuesto que seguirías al pie de la letra aquella receta de la abuela, esa que (sólo de pensarla) te hace agua la boca.

Pues lo mismo ocurre con las personas exitosas, digamos que tienen ciertas características que fungen como “recetas” para alcanzar el éxito.

No es coincidencia que estén en el lugar en el que están, y es por ello que el día de hoy quiero compartir contigo la receta que Bill Gates ha implementado y lleva a cabo día a día para alcanzar su éxito.

1. Entre más pronto mejor. Cuando se inicia algo a temprana edad, todo gira en torno a ello y el éxito llega antes.  Muchas veces creemos que hasta que se concluyen los estudios, es el momento para comenzar a trabajar por nuestros sueños; cambia esta visión y si eres joven empieza desde ya y si tienes hijos a tu alrededor, identifica sus habilidades y explótalas.

2. Asóciate. Rodéate de personas más inteligentes que tú, trabaja con ellos ya que es ahí donde podrás abrir más puertas. Bien dice un proverbio africano “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”.

3. Poco a poco. Nada se crea por arte de magia, todo lleva un proceso de dedicación, que nos guste o no, hay que recorrer. Eso de la lámpara maravillosa, lamentablemente (y ni tanto porque si no que aburrido sería), no existe. Tus resultados son proporcionales al esfuerzo, dedicación y persistencia que tengas en cada uno de tus proyectos. No te desesperes y disfruta del camino.

4. Sé tu propio jefe. “Si usted no construye sus sueños, alguien más lo contratará para construir los suyos”, trabaja para ti. No me refiero a que dejes en este momento tu trabajo para que nada ni nadie te digan qué hacer; a lo que te quiero invitar es que, con aquellos talentos que tengas, realices proyectos alternos a tu día a día y explotes todo tu potencial.

5. Errores son para crecer. Hacerse responsable de sus propias fallas, hará que éstas se hagan aprendizajes de vida. Si ya la regaste, acéptalo y toma al toro por los cuernos: más tiempo vas a perder en ver a quién le avientas la pelotita, que aprender y resolver de inmediato.

6. Compromiso y pasión. Cuando ante los ojos de los demás lo que haces parece pan comido, lo estás haciendo bien. Seguramente tuviste oportunidad de ver alguna rutina de patinaje artístico de los pasados Juegos Olímpicos de Invierno, trae a tu mente la fluidez de esos movimientos y cómo pareciera tan sencillo poder volar por la pista sin caer; pues bien, lo mismo sucede cuando haces lo que realmente te apasiona, cuando lo encuentres y parezca que “ni trabajo te cuesta”, no lo sueltes.

7. La experiencia es la mejor maestra. No importa que tan estudiado estés, lo que realmente te hará brillar es el día a día. Sean proyectos grandes, chiquitos, que te van a dejar una buena lana o no tanta, pero sí una buena experiencia laboral para sumar a tu CV; hazlo. Cada oportunidad es crecimiento.

8. Sé amable. Nunca sabes las vueltas que da la vida y con quienes te toparás, así que siempre regala una sonrisa sincera. La vida da tantas vueltas, que nunca falla con sorprendernos en los momentos más adecuados. Está más que escrito que, las buenas relaciones (en todos los ámbitos) son un punto clave para alcanzar el éxito

9. La TV no es la realidad. La vida no es como nos lo venden los medios, para conseguir las cosas hay que salir y trabajar duro. Y de repente el padre de familia se gana la lotería y él y sus hijos comienzan a vivir la vida de ensueño que había siempre deseado… ¡Falsedades! Aplícate que nada es de a gratis.

10. La vida no es justa. Aceptar que las cosas a veces no salen como uno lo planea, aunque trabaje y se esfuerce por ello. Ni modo, la vida es cíclica y a veces se está arriba y otras abajo, pero hay que disfrutar de todo, hay que aprender a caminar en los valles planos, para después poder escalar a la cima.

Algunos exitosos ya han recorrido el camino y nos comparten cómo hacerlo, ya queda en cada uno de nosotros si les tomamos la palabra o sólo seguimos sentados añorando vidas ajenas.

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo