Razón, verdad y justicia, las armas de Mireles

Lo que ocurra en los próximos meses será definitorio para la nación. Y qué bueno es para Morena contar con un hombre tan honorable como el doctor José Manuel Mireles

Por César Cravioto

Este sábado 3 de marzo recibimos al doctor José Manuel Mireles en la Asamblea Legislativa para conocer, de viva voz, la experiencia de su valiente participación política.

Y para escuchar las palabras que ratifican su inalterable convicción de liberal, basada en la razón, la verdad y la justicia.

Ese día advertí que tenemos la responsabilidad de recuperar la Patria para los mexicanos. De serenar al país para, de nueva cuenta, transitar por nuestro territorio sin temor de ser levantados o secuestrados.

También afirmé que los jóvenes han sido secuestrados por la delincuencia organizada porque el Estado ha sido incapaz de ofrecerles educación, salud, deporte, trabajo digno.

Mireles, a su vez, hizo un recuento de su fructífera existencia. Cedámosle la palabra:

“Cuando era chiquillo, en la primaria jugábamos a los indios y los vaqueros. No sé por qué, pero yo siempre ganaba. Luego vi a mis hijos jugar a policías y ladrones, pero nunca supe quién ganaba. Siempre llegaban golpeados. Ahora veo a mis nietos, en Michoacán, jugar a ser autodefensas y sicarios. Y siempre ganan las autodefensas.

“Nosotros ya hicimos nuestra vida. Cumplimos con nuestra tarea, la cual en la actualidad consiste en enseñar a las nuevas generaciones a no dejarse, a defenderse. A respetar la ley y la Constitución.

“Me encarcelaron tres años. Y cuando fui liberado comprobé que México estaba diez veces peor que cuando me encerraron. Entonces se me ocurre preguntar:

— ¿Para qué queremos libertad si no tenemos buen gobierno? ¿Para qué queremos buen gobierno si no tiene autoridad? O peor aún: ¿De qué nos sirve tanta autoridad si no hay justicia?

“Por eso seguimos en pie de lucha. Y por eso fundamos la Fundación Mireles. Para reunirnos, desde la base, con nuestras comunidades, con asociaciones civiles. Porque es mucho nuestro dolor. No podemos lograr la paz social si no sanamos, primero, nuestras heridas. Sin paz social no podemos ser productivos.

“Por eso decidimos empezar desde abajo, con nuestros pueblos. Porque lo primero es sanar nuestras heridas para no ver a las instituciones con odio, con rencor y coraje. No por lo que hicieron, sino por lo que no hicieron por el pueblo de México. Por eso seguimos en pie de lucha, abriendo trincheras.

“Ya no las mismas, porque las dejaron bien balaceadas, tanto los buenos como los malos. Pero yo pienso que cada uno de ustedes tiene su propia trinchera. Ármense con las únicas armas que dominamos, las mejores que han existido en el mundo. Porque todas las armas que hay en el mundo no ganan a las que los masones siempre hemos pulido en los talleres: la razón, la verdad y la justicia.

“Con esas armas han caído imperios, dictaduras, monarquías, tiranías. Y no son armas de fuego, son las armas de los liberales. ¿Hay acaso algún país que haya alcanzado su Independencia sin ser dirigida por un liberal? El último gran liberal que logra la Independencia de su nación fue Nelson Mandela, quien en su biografía escribió:

“He logrado la Independencia total y absoluta de mi nación siguiendo los principios de Benito Juárez.

“Me entristece que muchos de nuestros hermanos no asuman su responsabilidad. Porque somos los encargados de preservar la herencia de los independentistas, que eran masones. La obligación de vigilar la Constitución que nos legaron los hombres de la Reforma, quienes también eran masones. Y la Constitución de 1917, asimismo obra de los liberales.

“Hoy los invito a mantenernos unidos en torno de nuestros ideales liberales. Nunca olviden que aquel que vive con miedo, muere todos los días. Los que no tenemos miedo sólo podemos morir una sola vez”.

Por eso hemos acordado, con José Manuel Mireles, luchar juntos por la transformación del país. Porque todos quienes estamos dispuestos a transformar la Patria debemos reunirnos. Porque no debemos dividirnos, sino fortalecernos en la unidad.

Lo que ocurra en los próximos meses será definitorio para la nación. Y qué bueno es para Morena contar con un hombre tan honorable como el doctor José Manuel Mireles.

*Coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa.

*craviotocesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo