El sexo no es un campo de batalla

Por principio de cuentas, conceptual emocional y estructuralmente hombres y mujeres somos sumamente distintos. Por lo tanto, la interpretación y valorización que le concedemos al sexo es también distinta

Por Yazmín Alessandrini

Recientemente, en este mismo espacio, abordé un tema por demás polémico pero al mismo tiempo sumamente recurrente en las parejas de la actualidad y que tiene que ver con tener sexo en la primera cita, lo que provocó que muchos de mis lectores me hicieran llegar sus comentarios (muy contrastantes, por cierto) y que entre ellos me hicieran un cuestionamiento por demás interesante: ¿Qué significado tiene el sexo para los hombres y qué significado tiene el sexo en las mujeres?, esto enmarcado en un contexto de relación de pareja, noviazgo o matrimonio.

Por principio de cuentas, conceptual emocional y estructuralmente hombres y mujeres somos sumamente distintos. Por lo tanto, la interpretación y valorización que le concedemos al sexo es también distinta, aunque obviamente no podemos generalizar porque es indudable que hay damas y caballeros que logran desarrollar cierta empatía y conexión con el sexo opuesto que les permite ejercer una sensibilidad que deriva en balances y en acuerdos.

Ahora bien, no es un secreto que muchos tenemos perfectamente bien identificado que el sexo para los hombres está familiarizado con el placer, con las gratificaciones, mientras que para las mujeres está más vinculado con los sentimientos, con las emociones. No olvidemos que en esta sociedad monolítica a todos se nos ha asignado de manera ancestral un rol a desempeñar y a los varones se les ha asignado la tarea de preservar la especie y a las féminas se les ha encomendado la misión de formar un hogar y, más allá de que esta concepción pueda ser acertada o errónea o que le gustes a algunos y le disguste a otros, para bien o para mal así está definida en nuestra sociedad desde hace muchísimas generaciones.

Sin embargo, lo anterior no significa que los hombres sean los únicos que buscan y desean sexo. Las mujeres también lo buscan y lo desean. Y tampoco significa que los hombres necesitan más del sexo que las mujeres (todos lo necesitamos por igual). Pero lo cierto es que cada individuo, más allá de su género y su preferencia, le otorga una importancia y un valor determinado, en su escala de necesidades, que termina siendo muy particular y de características disímbolas.

Por otra parte, también debemos considerar que para los hombres (ojo, no todos, pero estadísticamente sí está demostrado que la gran mayoría así lo considera) es necesario el acto sexual, incluida la eyaculación, para sentirse realmente satisfechos; mientras que a muchas mujeres les basta con ser abrazadas y acariciadas de manera tierna para sentir gran éxtasis. Y, al mismo tiempo, para ellas la relación sexual casi siempre va envuelta de mucha comunicación, verbal y no verbal; mientras que para los caballeros también va involucrada la postura del macho alfa que aspira a sentirse apetecido por pareja, por eso cuando una mujer le dice a su novio o a su esposo, cuando éste desea hacer el amor, “ahorita no, mi amor, me duele la cabeza”, éste se siente profundamente herido en su autoestima, lo que nos lleva a otro aspecto muy trascendental y que tiene que ver con el hecho de que muchas mujeres utilizan el sexo (o la negación de éste) para mantener el control de su relación y sentar el tempo de los acontecimientos de su vínculo. ¿Un ejemplo? Cuando el hombre empieza a mostrar cierto desinterés o deja de ser cariñoso o detallista, ésta de inmediato le niega los beneficios y satisfacciones del sexo.

Al final del día, lo importante es que todos nos podamos entender y que al mismo tiempo desechemos nociones preconcebidas relacionadas al universo masculino o al macrocosmos femenino, porque es un hecho que cuando un hombre se acerca a una mujer no necesariamente está buscando tener relaciones sexuales con ella. No olvidemos que el sexo también nos sirve para demostrarnos afecto y amor, y no nada más deseo.

Y no olviden que todos jueves a punto de la medianoche y los domingos a la 1:00 de la madrugada los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable preferido para verificar nomenclatura del canal).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo