Basura electoral

La basura electoral dejó las calles y se metió a nuestros celulares, a nuestras computadoras, a nuestras redes personales, a nuestra casa

Por Héctor Escalante

Desde el año 2015 está prohibido que los políticos cuelguen publicidad en los postes o árboles, como anteriormente se hacía. A eso, durante años le llamamos basura electoral.

La basura electoral dejó las calles y se metió a nuestros celulares, a nuestras computadoras, a nuestras redes personales, a nuestra casa.

Cada día se comparten miles de imágenes, notas, la mayor parte de ellas falsas, información de muchísimos medios que no son medios.

La época electoral nos deja cada día una sensación de hartazgo sobre lo que vemos en nuestras redes personales. La polarización que vivimos exacerba el sentimiento de molestia sobre lo que vemos cada día.

Decisiones drásticas como eliminar nuestras cuentas o alejarnos cada vez más de revisarlas de manera habitual son señales de que nos hemos cansado ya de leer lo que ya no nos interesa leer.

Faltan más de dos meses para la elección presidencial, más vale tener calma porque con las pasiones que vemos cada día entre los seguidores de uno u otro las cosas se pueden poner peores.

La basura electoral salió de las calles para meterse a nuestra casa. No nos queda más que serenarnos porque vienen los días más intensos y lo mejor será no dejar que esa basura nos aleje de nuestra propia vida.

Últimas palabras
Andrés Manuel dijo que no usa vuelos privados, pero usa taxi aéreo. Dijo que mejor no llegar, pero en esta sí le importó. ¿Somos o no somos?

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo