SALUD EN TUS MANOS: Cándida, es la causa de muchos síntomas que afectan tu salud

Por María Esquivel

¿Qué es la cándida y cuándo se convierte en un problema de salud?

La cándida es una levadura que vive en nuestro organismo de forma natural; cuando su crecimiento se encuentra controlado, no representa ningún problema de salud; sin embargo, cuando nuestro sistema inmunológico se encuentra débil, esta levadura puede comenzar a crecer sin control y causarnos síntomas que nos hacen sentir enfermos.

Algunas de las causas más comunes por las que la cándida comienza a multiplicarse en nuestro organismo son el uso de antibióticos, una alimentación deficiente o cargada de azúcares refinados y productos procesados, así como la falta de sueño y descanso.

Todas las causas anteriores modifican nuestra microbiota, así como nuestra flora intestinal saludable, y acidifican nuestro cuerpo modificando nuestro PH, por lo que la cándida aprovecha el nuevo ambiente para crecer de manera rápida.

¿Cómo detectar si la cándida está fuera de control en tu organismo?

Uno de los síntomas más comunes cuando hay un exceso de cándida en tu cuerpo es tener una capa gruesa y blanca en tu lengua, pues cuando la cándida está en perfecto equilibrio el color normal de la lengua es generalmente rosado y es limpia.

Otros síntomas comunes de exceso de cándida son:

  1. Sensibilidad repentina a algún alimento.
  2. Problemas intestinales como inflamación, estreñimiento o diarreas.
  3. Problemas en la piel.
  4. Fatiga crónica e inexplicable.
  5. Vaginitis (inflamación o infecciones vaginales recurrentes)
  6. Acné.

¿Cómo controlar el crecimiento de cándida?

Primero que nada, debemos dejar de alimentar a esta levadura, la cual se alimenta principalmente de cualquier azúcar y almidón, así es que dejar de consumir cualquier fuente de azúcar ayudará a frenar su crecimiento y eliminar el exceso para que la cándida vuelva a estar en total control.

Si bien ya mencionamos las principales causas del crecimiento de cándida, es un hecho que mantener un estilo de vida ideal en el que incluyamos una alimentación natural y saludable, actividad física de forma periódica y mejorar nuestra calidad de descanso y sueño, nos ayudará a mantenerla bajo control.

Es importante también evitar el uso indiscriminado de antibióticos y medicamentos automedicados, pues favorecen de manera importante el crecimiento de cándida; en caso de necesitar antibióticos por prescripción médica, es muy importante que le pidas a tu medico que te recomiende unos buenos probióticos para no afectar tu flora intestinal y restablecerla por completo cuando termines tu tratamiento, y es recomendable aumentar la ingesta de alimentos fermentados, los cuales son una excelente fuente de probióticos.

Si tienes alguna duda puedes contactarme a mi correo [email protected], o en mis redes sociales @CoachMariaEL y Facebook: Trofología y Alimentación Consciente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo