Sheinbaum y AMLO, inalcanzables

Los candidatos de Juntos Haremos Historia advierten que el principal problema de la ciudad y del país es la corrupción

Por César Cravioto

Como consecuencia de los debates realizados la semana pasada, López Obrador y Claudia Sheinbaum se consolidan como punteros indiscutibles en las contiendas electorales por la jefatura de Gobierno y por la Presidencia de la República.

En efecto, fue notoria la superioridad ética, política y profesional de Sheinbaum Pardo en el primer encuentro entre los candidatos que disputan la administración capitalina.

Supremacía ratificada este domingo 22 por el abanderado de Morena, a quien le basta con mantener en los debates sus posiciones sobre los temas torales de su proyecto de nación, gracias a los cuales ha conseguido el significativo respaldo popular que se expresa en las encuestas.

Mientras los contendientes de una y otro lanzan falsedades y se empeñan en tergiversar la realidad, los candidatos de Juntos Haremos Historia advierten que el principal problema de la ciudad y del país es la corrupción.

Por eso López Obrador confirma que el eje de su gobierno será precisamente el combate a las corruptelas para terminar con el tráfico de influencias y la opacidad en el manejo de los recursos públicos.

En el mismo sentido, y para “decirlo con todas sus letras”, Sheinbaum subrayó que el actual régimen local “llenó al gobierno de rufianes, regresó la corrupción y, con ello, la colusión entre el crimen y la autoridad”.

Mientras López Obrador sostiene que el auge del crimen organizado es producto de la colusión entre gobernantes deshonestos y delincuentes, en el marco de un modelo de desarrollo que niega oportunidades laborales y educativas a todos, pero sobre todo a los jóvenes, Sheinbaum advierte que “jamás criminalizará a los jóvenes”.

Y que desde el gobierno central reencauzará el control de la seguridad en coordinación con la Secretaría de Seguridad y la Procuraduría locales para profesionalizar a la policía e impulsar una nueva fiscalía que atienda e imparta justicia inmediata.

El abanderado de Morena ha reiterado la necesidad de darle un giro radical al modelo de desarrollo que ha lanzado a 53 millones de mexicanos a la pobreza y concentrado la riqueza en el uno por ciento de multimillonarios, además de haber privatizado los bienes de la nación y las empresas más rentables del Estado.

A la par, recrimina a los gobiernos federales de los últimos 35 años haber olvidado su origen revolucionario y roto su compromiso con los sectores más desprotegidos.

En sentido parecido, la abanderada de Juntos Haremos sostuvo en el debate:

“Todas y todos sabemos que la ciudad no está bien por causa de un gobierno que nos dio la espalda. Hay grandes regresiones: en seguridad, en servicio de agua potable, en el Metro, en general en los servicios públicos. Así ocurre porque hicieron del gobierno (actual) un negocio privado. Y de los problemas de la ciudad, un calvario para todos”.

Categórico, López Obrador ha declarado su convicción de que el Estado se encuentra secuestrado por una minoría y que ésta es la causa principal del desastre nacional. “Por eso lo primero que debemos hacer es recuperar democráticamente al Estado y convertirlo en el promotor del desarrollo político, económico y social del país”.

Por su parte, Sheinbaum Pardo señaló en el encuentro del pasado miércoles 18:

“Pero ya dijimos basta. Basta de abusos. Y basta de negocios hechos al amparo del poder público. Juntos vamos a construir una ciudad con innovación y con esperanza.

“La esencia de una ciudad innovadora es capacidad y honestidad. Honestidad en el uso de los recursos públicos para beneficio de todos, en particular para quienes menos tienen.

“La esencia es la prosperidad compartida”.

Tal como lo hizo en el gobierno capitalino, el abanderado de Morena ha prometido aumentar los programas sociales de apoyo para adultos mayores, personas con discapacidad y otros grupos vulnerables como madres solteras. Y que todos los estudiantes de nivel medio superior contarán con una beca mensual.

“Se atenderá a todos, se respetará a todos, pero se dará preferencia a los pobres y a los desposeídos”.

Afirmaciones suscritas al pie de la letra por la candidata de Juntos Haremos Historia a la jefatura de Gobierno, para quien la cultura es una de las principales herramientas para reconstruir el tejido social en la Ciudad de México.

El candidato presidencial de la referida coalición impulsa una revolución de las conciencias y un pensamiento crítico y solidario. Y Sheinbaum se compromete a esforzarse por construir una ciudad innovadora, igualitaria y democrática.

Por éstas y otras muchas razones, la transformación de la Ciudad de México y del país está al alcance de nuestros corazones.

Juntos haremos historia.

*craviotocesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo