Se ha soltado una epidemia de guerra sucia

Pero la guerra sucia no se limita a la calumnia. Líderes charros han llegado al extremo de utilizar al Sindicato Único de Trabajadores del Distrito Federal como grupo de choque en contra de López Obrador,

Por César Cravioto

Apabullados ante la contundente ventaja de la coalición Juntos Haremos Historia en las preferencias electorales, PRI, PAN –y lo que hoy queda del PRD– han renovado la guerra sucia en agravio de Morena y de la transición pacífica a la democracia.

De manera significativa, los misiles de la calumnia se enfocan en Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, candidatos de la referida coalición a la Presidencia y a la jefatura de Gobierno capitalina.

Pero la guerra sucia no se limita a la calumnia. Líderes charros han llegado al extremo de utilizar al Sindicato Único de Trabajadores del Distrito Federal como grupo de choque en contra de López Obrador, como ocurrió en las calles aledañas al sitio donde debatieron los candidatos presidenciales.

Como en la larga noche del corporativismo gangsteril de Fidel Velázquez, ese sindicato y el dirigente laboral del Cuerpo de Bomberos también se han lanzado en contra de Claudia Sheinbaum, a la que acusan de querer arrebatarles sus prestaciones. Por ejemplo, en un WhatsApp se advierte:

“Claudia Sheinbaum propuso hoy quitar el premio de puntualidad y asistencia, tiempo extra y guardias y poner el 2% de ISR a cada prestación que recibimos y 59% a vales de fin de año, aguinaldo, Fonac.

“Así k todos tenemos k pasar la voz k ni un voto a Morena” (sic).

Por eso López Obrador no se equivoca cuando afirma:

“Ya están de acuerdo en hacer guerra sucia en contra de nosotros. Acaban de enviar, el PRI y el PAN, unos mensajes al INE que son asquerosos. Guerra sucia, calumnias, ofensas, fomento del miedo, del terror, de la polarización, de la violencia con lo que están haciendo, lo que están provocando”.

En efecto, circulan decenas de autobuses del transporte público con un gigantesco engomado en donde se anuncia la exhibición de la serie “Populismo en América Latina”, en donde sobresalen las imágenes de López Obrador y de Hugo Chávez investidos con la banda presidencial, así como de Juan Domingo Perón y de Luis Inácio Lula da Silva.

En este tenor, cabe aludir a la iniciativa empresarial “Construyamos un mejor futuro”, la cual advierte que “un país no se construye mágicamente”. Y al espot del PRI, en el que un sencillo oficinista dice tener miedo porque “las empresas extranjeras van a retirar la inversión en México si gana el Peje”.

De tal modo, los ataques orquestados a través de redes sociales contra el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia son incesantes. Destaco, entre otras, una campaña apócrifa que retomaba declaraciones de académicos y periodistas en su contra.

En las imágenes aparecían personajes como Sergio Sarmiento, Denise Dresser, Jorge Castañeda, Sergio Aguayo, Enrique Krauze, Jaime Sánchez Susarrey, Federico Reyes Heroles y Javier Sicilia con alguna frase adversa a López Obrador y la leyenda: “Piensa tu voto”.

A través de sus respectivas cuentas de Twitter, Dresser, Aguayo, Sarmiento y Castañeda se desmarcaron de dicha campaña y la descalificaron.

Y qué decir de las incesantes llamadas telefónicas y de los volantes de Acción Nacional, del PRI y el PRD que, mediante la estrategia del miedo, buscan paralizar a los ciudadanos para que no voten por López Obrador y Sheinbaum Pardo.

En ese sentido, por vía telefónica una encuestadora plantea cuatro supuestas preguntas, pero en realidad busca impulsar la candidatura de la perredista/panista Alejandra Barrales.

De tal modo, se inquiere: “¿Sabía usted que Alejandra Barrales encabeza las encuestas para gobernar la Ciudad de México?”. Pero resulta, según reciente sondeo de El Financiero, que Sheinbaum goza de 52 por ciento de las predilecciones ciudadanas, mientras la candidata del Frente la sigue, muy de lejos, con 27 por ciento.

Y la inconcebible calumnia de que Morena cerraba las válvulas del agua para dañar a la gente, campaña orquestada por la propia administración capitalina. O el video de Mexicanos Primero que utiliza a varios pequeños para demandar respeto a la reforma educativa. Y de los periódicos chayoteros, mejor ni hablar.

Respecto del debate entre presidenciables, me limito a señalar que en el análisis de Verificado 2018, una organización formada por casi 60 medios y organismos ciudadanos, se afirma que López Obrador fue el único candidato que no dijo falsedades.

De forma similar, la prueba más contundente de que Ricardo Anaya desprecia la voluntad de los ciudadanos y de que gobernaría para favorecer a un puñado de magnates, se evidenció en el encuentro con consejeros de Citibanamex, en donde dijo estar “absolutamente dispuesto” a sumar esfuerzos, incluso con el presidente Peña Nieto, para construir un acuerdo y así impedir que López Obrador venza en las elecciones.

Tal vez por eso, de repente, me descubro cantando, para mis adentros, una rola de Álex Lora y su Tri:

“Se ha soltado una epidemia/ de jijos de la…/ que han dejado al país en la ruina y en la miseria.

¿A dónde quedo/ la riqueza que algún día tuvimos?/ ya se la acabaron/ y ni cuenta nos dimos.

¿Dónde están el petróleo, la plata y el oro?/ las ratas y los traidores lo han vendido todo…”

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo