#Política Confidencial: Ochoa no pudo evitar fracturas

Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, declaró que el ahora ex dirigente del partido Enrique Ochoa no pudo evitar fracturas en el tricolor a raíz de las candidaturas en el actual proceso electoral

Por Confidencial

Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, declaró que el ahora ex dirigente del partido Enrique Ochoa no pudo evitar fracturas en el tricolor a raíz de las candidaturas en el actual proceso electoral. Gamboa es mencionado como uno de los operadores de la defenestración del líder nacional priista.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la alianza encabezada por Morena para la Presidencia de la República, lidera en su contra el número de quejas interpuestas ante el Instituto Nacional Electoral (INE) desde diciembre del año pasado, cuando iniciaron las precampañas. En total, Morena acumula 14 denuncias, de las cuales 12 aluden directamente al candidato. Esta tendencia podría considerarse natural debido a que desde el arranque del proceso el tabasqueño ha liderado las encuestas de intención de voto.

Morelia

El proceso electoral está entrando en una polarización innecesaria. Las recientes y, a todas luces, reprobables posturas del “periodista” Ricardo Alemán y del escritor Paco Taibo, quienes proponen situaciones que salen de toda lógica, buscan confrontar a una nación que lo que menos necesita son divisiones.

Las declaraciones enfermizas y que denotan odio de Ricardo Alemán, quien infiere un asesinato político para detener a López Obrador, y el llamamiento de Taibo a expropiar empresas, que generan desconfianza en los inversionistas, exhiben nerviosismo de unos y ansias de venganza de otros.
México vive un modelo económico marcado por la corrupción y el privilegio para algunos grandes empresarios, y que mantiene a muchas otras empresas con ganancias pingües y poco crecimiento económico. Lo podíamos calificar como un neoliberalismo de compadres.

Es por ello que cuando un proyecto político exitoso, que presenta un modelo un poco diferente, provoca reacciones que rayan en la frustración y el nerviosismo.

Ello empuja a los sectores más radicales de uno y otro bando a asumir posturas que se antojan inverosímiles.

México está a punto de vivir un cambio histórico en un proceso electoral atípico, y donde se prevé una participación masiva de los ciudadanos.
Bien harían muchos sectores con poder en detener sus ansias complotistas y permitir que los mexicanos voten libremente por el candidato de su predilección.

Lo cierto aquí es que, como dijo Allende, la historia es nuestra y la hacen los pueblos, y nada ni nadie puede detener los procesos históricos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo