Que no te alcance el arrepentimiento

Nuestro columnista Helios Herrera nos habla sobre lo rápido que se nos va la vida y lo que debemos hacer para aprovechar mejor nuestro tiempo

Por Helios Herrera

Parecería que no, pero hoy me atrevo a decir que la vida se va en un abrir y cerrar de ojos.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México la esperanza de vida promedio para todos sus habitantes es de 76 años. Nos podría sonar a que son muchísimos; pero cuando menos nos damos cuenta, volteas hacia atrás y descubres que ya se fueron, 30, 40 o hasta 50 años de aquel préstamo que la vida nos da en la Tierra.  La vida acelerada, las responsabilidades que vamos adquiriendo con el paso de los años, la rutina, los estereotipos a seguir sociales; son grandes factores que repercuten en nuestra vida y que hacen que hagamos de ésta algo que no buscábamos o queríamos para nosotros.

Es por esto que el día de hoy quiero compartirte las 10 cosas, desde mi punto de vista, que debes hacer sino podrías arrepentirte por el resto de tu vida. 1. Vivir tu felicidad. Muchas veces hacemos con nuestra vida lo que otros deciden y no es realmente lo que deseamos.

Te has preguntado ¿por qué haces las cosas que haces y por qué crees en lo que crees? Estoy seguro que si te pones a reflexionar sobre esto, te darás cuenta que mucho de tu actuar diario es porque así lo aprendiste y sin más ni más lo llevas a cabo. Regálate la oportunidad de descubrir tu propia felicidad, compagínala con tus pensamientos y ve por ella.

2. Actuar con congruencia. Nada da más equilibrio y paz que, hacer y decir lo que piensas con base en tus valores y creencias. Que la gente piense y diga lo que quiera, al final no estamos para rendirle cuentas a nadie, más que a nuestra persona; no te defraudes. 3. Valorarte. Sentirte en armonía con todo lo que eres, sin comparaciones, pero siempre buscando ser más perfectible. La capacidad para relacionarnos de manera adecuada con los otros, aparecerá en la medida en que nos aceptemos y valoremos; sólo así podremos estar listos para dar a los demás lo que somos. Recuerda que si no te amas tú, nadie más lo hará por ti. 4. Aprender algo nuevo.

El conformismo por saber más y más, hace que te pierdas de muchas cosas de la vida. ¡Nunca es tarde! ¿Has intentado aprender un idioma nuevo ya de adulto? Efectivamente se vuelve mucho más complejo, pero nunca imposible. No dejes que sigan pasando los años y aviéntate a descubrir aquello que te ha causado ruido durante mucho tiempo.

5. Arriesgar. La incertidumbre de no saber qué pasará pesa, pero la satisfacción de encontrar nuevos caminos es indiscutible. Sólo se vive una vez y si por el miedo preferimos quedarnos en nuestra zona de confort, lo más seguro es que con el paso de los años, el arrepentimiento aparezca por no haber hecho las cosas cuando debían hacerse. 6. Ser sincero.

Deja de fingir por cuidar apariencias, sé sincero contigo para después serlo con todos los que te rodean. Muchas veces debemos reprimir lo que somos, sentimos y pensamos para poder “encajar” en los grupos donde nos desarrollamos; sin embargo, la autenticidad (aunque a veces da miedo) es tu mejor aliada para gritarle al mundo lo que eres y tienes para dar.

7. Manejar el miedo. Nos guste o no siempre va a existir, lo que hay que hacer es usarlo como combustible para actuar. El miedo tiene dos caras, la primera que te hace paralizarte ante aquello que te asusta, y la segunda que te permite huir y afrontarlo. ¿Qué cara del miedo es la que más utilizas?

No permitas que tus miedos ahoguen a tus sueños. 8. Amar. ¿Hay algún otro sentimiento más bello que el amor? Entrégate en cuerpo y alma y también permítete recibirlo. Todo en la vida es proporcional, pero sin lugar a dudas, la magia del amor funciona de la siguiente manera: “Amor, saca amor”; permítete amar incondicionalmente a todos los que te rodean, deja a un lado ideas falsas del mismo y descubre lo maravilloso que puede llegar a ser. 9.

Seguir tus sueños. Que no se te vaya la vida persiguiendo los de alguien más, cuesta mucho esfuerzo, pero lo vale. En pocas palabras así es la vida, si no luchas por tus sueños, alguien más te pedirá que le ayudes a construir los suyos; no me refiero a que dejes todo de lado, pero sí que pongas atención en que no se te escapen, por la rutina y responsabilidades, las cosas que tanto deseas. 10. Perdonar. La vida es tan corta que no vale la pena cargar rencores, deja fluir las fallas de otros y las propias.

No hay lugar a dudas de que todos tenemos cicatrices que nos marcan porque en su momento dolieron; pero lo más importante de esto es sanarlas, aprender y seguir siempre creyendo en el perdón, llevarlo a cabo en consciencia y con sinceridad. Es por ti, no por los demás. ¿De qué otras cosas te podrías arrepentir? Analízalas, anótalas y empieza a tomar cartas en el asunto para llevarlas a cabo. El momento de ser feliz es ahora que estamos de paso por esta aventura que se llama vida. Acompáñanos en nuestro seminario de ventas abierto al público (¡sólo sucede una vez al año!).. ¡No te arrepentirás! Solicita informes y precio especial para lectores Publimetro en: poderdevender@hhconsultores.com . Piensa, reflexiona y actúa. Helios Herrera

 

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo