¿La elección o la selección?

Lo cierto es que para el día de las votaciones sí sabremos si el seleccionado nacional pasó o no a la siguiente ronda, que justamente se jugaría el 2 o 3 de julio

Por Héctor Escalante

El mundial de fútbol que se disputará en Rusia comienza el 14 de junio y concluye un mes después, el 15 julio. Es decir que la elección del 1 de julio en México se cruza justo en medio de la justa futbolera, de hecho la primera ronda para México concluiría el 27 de junio.

Hace unas semanas circuló en redes sociales una imagen denunciando que México jugaría el día de la elección y acusando el hecho de que sería una cortina de humo. Así es, cómo si a la FIFA le importara si en México hay o no elecciones. Las teorías de la conspiración pueden llegar al tono del ridículo y ese es un ejemplo. Aquí les decimos. No, no habrá una cortina de humo el día de la elección. México no juega el 1 de julio.

Lo cierto es que para el día de las votaciones sí sabremos si el seleccionado nacional pasó o no a la siguiente ronda, que justamente se jugaría el 2 o 3 de julio. El ánimo de los votantes pudiera influir respecto al apoyo de algún candidato, es posible, pero no se puede afirmar.

Lo que sí sabemos es que las campañas se van a intentar apoderar del mundial, veremos a todos los políticos vestidos con su playera verde, felicitando a quien haga un gol, al capitán o la selección de conseguir buenos resultados. Todos serán entrenadores y expertos, aunque no sepan nada de futbol. Los candidatos comenzarán a hablar del mundial y de la selección como si fuera se propiedad suya o de su partido político.

El mundial del futbol es el evento más importante a nivel global. Miles de millones de dólares circulan alrededor de mundial y en México no es la excepción. Se prevé que 15 mil mexicanos asistan a Rusia y millones estarán pendientes aquí sobre el resultado de los juegos la verde al tiempo que transcurren los mítines de los candidatos, incluso los propios encuentros mundialistas serán eventos políticos.

Se van a empatar las emociones durante varios días, el cansancio del proceso electoral con el interés mundialista. Las victorias o derrotas del equipo nacional y la recta final de las campañas electorales. Cómo cada 12 años la elección presidencial y el mundial comparten tiempo. Habrá que ver qué nos deja más animados o desanimados. El ganador de la elección o el desempeño de la selección.

Es el mundial, sin duda, un refresco al ánimo y al cansancio de tantos y tantos días de polarización electoral, de miles de spots, de declaraciones y de tensión entre los seguidores de uno y de otro. Es un momento en donde no hay partidos políticos que dividan ni diferencias ideológicas entre quienes apoyan a la selección. Así pues, bienvenido el mundial de futbol.

Últimas palabras.
Las encuestas siguen teniendo un número muy alto de indecisos y de gente que no contestó. Habría que estar atentos a qué significa eso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo