El regreso de un clásico

El éxito de la primera generación de La Academia fue impresionante, aplastante, acabaron con todo y abrieron paso para forjar el seguimiento de un programa

Por Jessie Cervantes

Confirmado, el próximo 8 de julio regresa a la pantalla de Azteca lo que será la nueva generación de La Academia. Creo que a estas alturas el numero de temporada es lo de menos, lo importante es el regreso de este clásico de los reality shows en México. Debo confesar que el primer día que entré como invitado a conocer lo que era la primera casa y foro del show ubicado en el Ajusco supe que sería un fenómeno, supe que había magia no sólo en los personajes si no en todo lo que envolvía ese primer programa, venían como la otra opción y respuesta a Televisa, que se había inclinado por hacer la versión mexicana de Operación triunfo. El éxito de la primera generación de La Academia fue impresionante, aplastante, acabaron con todo y abrieron paso para forjar el seguimiento de un programa que inició en el año 2002 y que para este verano espera retomar con fuerza su poderío.

De los ganadores tenemos que rescatar a Carlos Rivera, quien va viento en popa para convertirse en un pedazo de ídolo de la música pop en nuestro país. Con esto debemos decir que no sólo no se ha tenido el seguimiento adecuado con el resto, el show es un programa de televisión y como tal quizá no tenga como finalidad hacer grandes figuras de la música, sino atrapar a la audiencia de cada ocho días y divertirlos.

Lo que no se puede perder es la esencia con la que empezó el programa, la esencia con la que creció el proyecto, la que lo hizo el programa más visto de la televisión nacional y esto es la raíz, la perfecta combinación voces, personajes, buenas interpretaciones con un buen panel de críticos, aquí no es La Voz donde el show es de los coaches, ellos lo hacen, ellos son a los que al final de día la gente quiere ver. En La Academia importa el casting, que sea creíble, que no sean recomendados de nadie, que no vengan de ningún otro programa, que no hubieran estado en otras temporadas, tienen que ser buscados por todo el país, tiene que ser reales y se va a notar, que quien está en el panel de críticos, no importa, en este caso importa el talento, importa mostrar que en nuestro país sobran voces, hay muchos buenos intérpretes, con historias de vida, historias que le den la oportunidad a la audiencia de engancharse con los chicos.

Para hoy todo debe estar armado, todo preparado, hoy ya deben tener el panel listo y le deben haber pagado muy bien a los que van a estar, hoy deben tener a los participantes preparados, a los que eligen las canciones, a los profesores que preparen las presentaciones de cada ocho días y hoy es el proyecto más importante del verano para TV Azteca y aparentemente nada debe fallar, sólo que no olviden nunca que en La Academia son los chicos, son sus voces, es su manera de interpretar y lo que no sea real se va a notar, porque somos muchos los fans que estaremos pendientes del resultado del proyecto.
Suerte para todos y no dejemos de ver el show cada domingo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo