Empieza la transición en la ciudad

Sheinbaum llamó a la Asamblea Legislativa a sumarse al proceso de transición para que deje en manos del primer Congreso de la ciudad la designación de los integrantes del Sistema Anticorrupción

Por César Cravioto

La contundente victoria electoral de Claudia Sheinbaum revela la determinación ciudadana de transformar, de manera democrática y pacífica, las relaciones sociales en la Ciudad de México.

Es un mandato popular para combatir corrupción, privilegios y desigualdad, para darle un giro republicano al acentuado deterioro ético, político y económico de la administración pública.

Para cumplir con tales propósitos, acorde con el proyecto de ciudad puesto a consideración de la gente durante su campaña, este jueves 5 de julio Sheinbaum se reunió con el titular del gobierno local, José Ramón Amieva, para concertar los términos del proceso de transición.

En la reunión tomaron la trascendente decisión de elaborar, de manera conjunta, el paquete presupuestal para 2019, toda vez que al gobierno de Sheinbaum Pardo le corresponderá ejercerlo.

En ese marco convinieron, a propuesta de la jefa de Gobierno electa, que los 30 millones de pesos autorizados en el presupuesto 2018 para los gastos de la transición se destinen al programa de reconstrucción destinado a amortiguar los graves daños del aciago sismo de septiembre pasado.

El uso de esos recursos para aliviar las desdichas de los damnificados indica que la prioridad de Claudia son los ciudadanos, en especial los más desvalidos. Y que, como lo estableció durante su campaña, la austeridad será uno de los soportes sustantivos de su administración.

En tal sentido remarcó que deberán aumentarse los recursos orientados a programas sociales y al desarrollo económico equitativo, a los temas fundamentales de infraestructura y movilidad, y, de manera especial, a la generación, distribución y preservación del agua.

Precisamente por eso, la próxima gobernante de la capital llamó a la Asamblea Legislativa a sumarse al proceso de transición para que deje en manos del primer Congreso de la ciudad la designación de los integrantes del Sistema Anticorrupción.

Porque es imprescindible conjurar, con carácter de irrefutable, las intentonas de nombrar a los comisionados del InfoDF –como ocurrió en diciembre de 2017–, cuya evidente finalidad era la de favorecer a ciertos grupos de interés.

Al iniciar en lo inmediato el proceso de transición, se envía un mensaje de certidumbre a la sociedad, ávida de contar con un gobierno formado por auténticos servidores públicos, abocados a la tarea de brindarle los satisfactores que le garanticen seguridad y bienestar.

Se trata de ganarle tiempo al tiempo. Para que cuando Sheinbaum asuma la titularidad del Ejecutivo local cuente con la información suficiente para iniciar de inmediato su programa de gobierno. Porque las enormes e insatisfechas necesidades de la población así lo demandan.

En tal sentido, Amieva designó a Guillermo Orozco Loreto, secretario de Gobierno, como coordinador de su administración para las tareas de la transición, en las cuales también participarán el contralor, Eduardo Rovelo y la secretaría de Finanzas, Julieta González, aunque advirtió que todo el gabinete estará involucrado en el proceso.

A su vez, Sheinbaum nombró como sus representantes para encabezar esas labores a Ana Laura Magaloni, Almudena Ocejo Rojo, Luz Elena González Escobar, Myriam Urzúa Venegas, Esthela Damián Peralta, Héctor Villegas Sandoval y a un servidor.

Estamos muy conscientes de que la arrolladora victoria de Claudia Sheinbaum y la decisión ciudadana de otorgarle a Morena la gran mayoría de las representaciones populares en la Ciudad de México no es, en modo alguno, un cheque en blanco.

Por el contrario, entendemos que, al concedernos la casi totalidad de los legisladores electos en el Congreso, así como el control de por lo menos once de las dieciséis alcaldías, la población desea que contemos con las atribuciones necesarias para convertir en realidad el programa de innovación y esperanza de Claudia Sheinbaum.

Por eso los integrantes de su equipo de transición necesitamos que el gobierno saliente nos dé toda la información disponible sobre el conjunto de las dependencias de gobierno.

Porque requerimos conocer el estado que éstas guardan para determinar qué áreas deberán fortalecerse en lo inmediato. Por ejemplo, las zonas en donde impera la inseguridad, y qué prioridad se les ha dado a los programas sociales…

E intervenir en la determinación, cabe reiterar, de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2019, que deberán ponerse a consideración del Congreso local.

Agradecemos la buena disposición del jefe de Gobierno para acordar un proceso de transición que permita llevar a buen término, en beneficio de la población, el cambio de poderes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo