¿Reconciliación?

Por Héctor Escalante

Hace poco más de una semana se dieron las votaciones, en las que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en el candidato más votado en la historia de este país. Ganó sin reparos, 30 millones de votos le dan una legitimidad importante, al mismo tiempo, 30 millones de votos le otorgan una enorme responsabilidad.

La transición durante la primera semana fue tersa y ordenada. Se reunió ya con el presidente Enrique Peña Nieto, también con empresarios, pronto lo hará con Ricardo Anaya y José Antonio Meade, también ya hasta habló con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

No te pierdas:

Pareciera que el virtual Presidente electo entendió mejor de lo que muchos esperábamos, lo que representa ganar. Aunque por momentos hay destellos en sus mensajes que lo hacen parecer dos AMLOs, como siempre, en general se ve de una sola pieza. Pareciera que ganar le vino bien o es posible que entiende que hoy es solamente presidente electo y se tiene que moderar. Ya será el 1o de diciembre cuando veamos qué Presidente nos va a gobernar, el de la campaña o el de la transición.

Los que no parecen reconciliados son los usuarios en redes sociales, por un lado, unos no han comprendido que su candidato AMLO ganó y que hoy lo que diga o haga tiene un simbolismo distinto. La campaña concluyó y las críticas hacia Andrés Manuel ya no son al candidato, sino al presidente electo. Las exigencias deberían venir de todos y no otorgar cheques en blanco, ya desde hoy comienzan a justificar lo que no ha comenzado a hacer.

Lee también:

Por otro lado, también están los críticos obsesivos a Morena y al propio AMLO, habrá tiempo para evaluar su gestión, pero hoy ya tampoco tiene sentido insistir en lo que dijo o no dijo, sino en lo que hará o si cumplirá sus promesas. Hoy al menos, los que hemos sido críticos de AMLO, hay que centrarnos en su trabajo como próximo presidente de México. Criticar y construir es lo que requerimos, pero sobre las propuestas y acciones. Sin dar tregua, pero con argumentos.

La reconciliación será necesaria, parece que, lejos de lo que esperábamos, los actores políticos están cumpliendo su parte, no se les puede escatimar eso. Aunque a muchos les escame que AMLO se reúna con Peña, empresarios o invite a Trump a su toma de protesta, les decimos, eso también es la política, los dichos de campaña son una cosa, el gobierno es otra. No se molesten los más rijosos, esas reuniones seguirán y las cosas en la forma no van a cambiar, veremos si en el fondo sí.

Pero hoy alégrense que ya acabaron las elecciones, sigamos siendo críticos y exijamos. Trabajemos mucho, porque a este país lo sacaremos adelante todos. Pensar que llegó un Mesías a salvarnos es regresar al autoritarismo partidista que nos gobernó por décadas. Reconciliémonos pues, que nos hace mucha falta.

Últimas palabras

En el PAN, Ricardo Anaya se aferra a la silla de la dirigencia, encabezada por él o por alguno de los suyos, parece que no entendió jamás las dimensiones del desastre que provocó en los últimos meses.

También puedes leer:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo