¡Qué buena vida!

Por Ricardo Tinajero

Tengo que confesar que tuve un fin de semana intenso, lleno de magia teatral y mucho sabor… El viernes fui a comer con una amiga muy querida Cindy Rosas que es la Label Manger de Jesse & Joy. Me dijo que en el restaurante Morimoto, del hotel Camino Real, se comía delicioso, así que me fui a comprobarlo con ella y que creen, que efectivamente quedé extasiado, al llegar la hostees nos ofreció pasar a la parte donde se encontraba el Teppanyaki, y nos pareció buena la idea. Una vez ahí pedimos unos Dumplins rellenos de cangrejo, después cada uno pidió el clásico Teppanyaki de camarón y uno de ribeye finamente fileteado acompañado de un Yakimeshi de verduras.

Los ingredientes son de primera, así como la atención y como no iba a ser así, este es uno de los restaurantes más famosos en el mundo, por eso Masaharu Morimoto es el Iron Chef de América.

Después disfrutar de las delicias japonesas, fui al Foro Shakespeare (Zamora 7, Col. Condesa) a deleitarme con otra maravilla que es la obra de teatro “Consígueme una vida” esta es una comedia donde el personaje principal sufre porque es infeliz y se le presenta la oportunidad de vivir de otra manera, si, reescribir su historia… ¿Se imaginan poder hacer eso? Bueno eso nos lo plantea el elenco que es genial y nos llevan por situaciones inesperadas, bueno y hasta hacen que el público participe de una manera tan natural, que ni ellos mismos se dan cuenta que ya están dentro de la puesta en escena, este está integrado por Gabriela de la Garza, Pedro Kóminik, Muriel Richard, Laura de Ita y Daniela Schmidt. No se la pueden perder.

Sábado fue de reunión de amigos, Los Pendejolotes (Verónica Ramirez, Verónica Velázquez su esposo Hugo, Humberto y Pepe) la cita a comer en San Ángel en el restaurante Bistro 83, ah que cosa tan deliciosa se come en ese lugar. Para empezar unos espárragos y unas alcachofas a las brasas, para después dar paso a la famosa sopa de cebolla, está la acompañas con el pan que te ofrecen en la canasta y que está hecho en el momento, crujiente en su corteza y suave por dentro, el cual tiene un sabor único. Tengo que confesar, casi me acabo dos canastas yo solito.

De plato fuerte tenía varias opciones, Filete a la pimienta negra, Atún sellado Bistro 83, Pato en salsa de cereza negra o un Coq Aun Vin que en español es Estofado de pollo al vino tinto con guarnición de la abuela. Y me decidí por este último. No me quería acabar el platillo, el cual era muy basto y delicioso. Ahhh y el postre, bueno ahí no me quede con las ganas de probar dos. Un Fondant de chocolate y una Creme Bruleé acompañado de un delicioso café americano… el lugar es espectacular, sobre todo la terraza, para disfrutar de una rica comida al aire libre con los amigos.

Una vez encarrerado en los placeres, me dije ¿por qué no vamos a ver una obra este día? Y me lance a ver “Después de Casa de Muñecas” del autor de Lucas Hnath, bajo la dirección de Mauricio Garcia Lozano. En ella se cuenta la historia de Nora, cuando regresa a su hogar después de 15 años desde que decidió abandonar a su familia por el asfixio en el que se encontraba su matrimonio; este singular personaje interpretado por Cecilia Suarez, es una ricura, la interpretación de Ceci es magistral, demostrando porque es hoy por hoy una de las mejores intérpretes en cualquier escenario (cine, teatro o serie), la acompañan Juan Carlos Colombo, Beatriz Moreno y alternando el mismo papel están Paulette Hernández y Assira Abbate.

Se podría decir que tiene una fotografía tan perfecta que dan ganas de llorar, pero en el teatro no existe, pero lo que sí es la iluminación que corrió a cargo de Victor Zapatero, la escenografía es de Adrian Martínez, Mauricio Ascencio fue el responsable de que la Suarez deslumbrara con ese vestido blanco el cual mostrará un escote que permitía apreciar toda la espalda; la música original era de Pablo Chemor. Siempre les digo esto, pero en verdad venla, disfrútenla y si no les gusto, háganme lo saber, pero dudo que no les guste esta joya.

Y para terminar la semana como Dios manda me invitaron a una comida en domingo, muy particular donde abundaban las Divas, y dirán ¿Cuáles Divas? Pues las Divas de Pepe Zepeda, que muy a menudo se reúnen para celebrar sus logros y éxitos, esos si son amigos.

La cede fue el glorioso restaurante griego Agapi Mu (Amor mío), celebrando que Zaide Silvia Gutiérrez y Blanca Guerra forman parte de la academia de cinematográfica, el Oscar, así como el fin de temporada de cada una con “El zoológico de cristal” y “Hasta china fueron a dar mi mechas”; Ana Karina Guevara por terminar tan exitosa temporada de “Privacidad”; Laura Luz por comenzar temporada de “La mil amores”; Mónica Dionne por la exitosa obra de “Dos más dos”; La exposición “Forever” de Pepe Zepeda; Verónica Langer por participar en de teatro en corto con la obra “Primera vez”; Silvia Carusillo por integrarse a la puesta en escena de “Da Vinci”; Aleyda Gallardo por estar en Microteatro con la obra “Un alma para mi pena”; León Faure por la inauguración de la sala permanente en Campeche de la máscara de Calakmul, en el Museo de Arquitectura Maya. Ósea mucho que celebrar y para ello una muy buena comida.

No les tengo que decir que el anfitrión de año se la lleva Leon Faure. Nos recibió con una botella a cada uno de mezcal, una delicia de agua de piña con Chaya. El menú era libre cada uno podía escoger lo mejor de la carta del Agapi Mu, Muzaká (pastel de carne con capas berenjena y papa), Arní me pita (Pan pita de carnero), Spanakópita (Empanada de espinaca y tres quesos), Afgolémono (sopa de pollo, huevo y limón) y la tradicional Joriátiki Saláta (ensalada griega: jitomate, pepino, pimiento, aceitunas negras y queso de cabra).

Cuando vi el reloj, me di cuenta de que era justo la hora de despedirme porque tenía que alcanzar a llegar al Plaza Condesa para ver una muy buena propuesta infantil para los chiquitines en este verano, es un espectáculo canadiense único, donde los niños agudizan el oído, la coordinación motriz, así como el ritmo. Y me refiero al show Samajam. Vi ahí a varios papás como Patricio Cabezut y su bella esposa Aurea Zapata con sus dos bellezas de hijas, Pablo Reinah que iba con hija y sobrino, Rosa María Bianchi que llevaba a su nieta. Todos afirmaron que este espectáculo es ideal para que, si los niños tienen aptitudes musicales, este es el mejor momento en que lo descubran y desarrollen. Hagan el esfuerzo, los niños se lo agradecerán en un futuro.

Cuando terminé de reír y ver a los chiquitos divertirse tanto, me dije ¿si llegaré a ver el estreno de la obra de Angeles Marin, “Pequeñas infidelidades”? y me dio tiempo justo para llegar a La Teatrería (Tabasco 152, romo norte) ahí me di cuenta de que Maria del Carmen Farías, Pepe Zepeda, Verónica Langer, y Silvia Marical fueron los padrinos de honor del estreno de esta puesta en escena. Volver a ver a Angeles en un escenario es suculento, aparte de que es una excelente actriz en esta lo hace de la mano de su marido Luis Cárdenas White, la dirección es del maestro Victor Carpinteiro. Un drama en el que una expareja, se reencuentra tras 20 años de haberse separado, y se dan cuenta de que no se habían dicho la verdad entre ellos. No les quiero contar más, porque tienen que descubrirla y enamorarse de ella. Esta todos los domingos de julio a las 19:00 horas y en agosto serán los martes.

Este fin de semana me dejo agotado, pero les aseguro que vale la pena ver teatro de primera, comer delicioso y estar con las personas que amas, compartiendo y disfrutando estos placeres de la vida.

Los invito a que me sugieran, comenten y también me recomienden lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @tinajas75 y nos vemos la próxima semana

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo