Fideicomiso, la Estafa Maestra de Morena

Por David Olivo

El 19 de septiembre de 2017 un terremoto azotó a la Ciudad de México. La solidaridad y ayuda internacional y nacional no se hizo esperar. Fundaciones, partidos, empresarios y muchos más aportaron su granito de arena para paliar los efectos que sufrimos millones de capitalinos.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no fue la excepción. Creó el fideicomiso “Por los demás”, para donar dinero a damnificados; sin embargo, lo hizo mal, recibió aportaciones por 40 millones de pesos en efectivo, cuyo origen es desconocido, además de que el dinero sirvió como un mecanismo de financiamiento paralelo y opaco, de acuerdo con una investigación realizada por el INE.

La estafa maestra que Morena tanto le criticó al Gobierno federal, el cual “extravió” siete mil 600 millones de pesos, ahora le estalló en su propia casa.

Según la investigación del INE, el origen de estos recursos no está claro, pues se depositaron en efectivo, a través de cheques de caja y por transferencias bancarias y SPEI.

Lo peor es el manejo discrecional del dinero de este fideicomiso, pues fue sacado y repartido en efectivo entre operadores de Morena, quienes viajaron por el país para repartir “en mano” millones de pesos a los damnificados que elegían a partir de un padrón elaborado por los integrantes del partido.

Por este cochinero, la la Unidad Técnica de Fiscalización del INE ratificó el miércoles una multa por 197 millones de pesos a Morena, por un “intento de fraude” a las reglas electorales.

La red de financiamiento, disfrazada de ayuda para damnificados, rompió la ley por estas razones:

El domicilio del Fideicomiso es el mismo de la sede nacional de Morena en la colonia Viaducto Piedad, lo que significa que el fideicomiso fue una creación directa del partido y fue operado por sus dirigentes.

De los 58 aportantes identificados como fideicomitentes adherentes, 49 de ellos son legisladores de Morena.

El fideicomiso propuesto por AMLO recibió, entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018, un total de 78 millones 818 mil pesos, de los cuales 44 millones 407 mil pesos fueron depositados en efectivo.

Esos más de 44 millones depositados en efectivo debieron haber sido rechazados por el comité directivo del fideicomiso por desconocer su procedencia, porque violan la ley electoral de financiamiento de partidos políticos y porque el mismo contrato del fideicomiso subraya que solo podían recibir aportaciones a través de transferencias electrónicas y cheques.

En el tema de los ingresos identifica recursos por 3.2 millones de pesos provenientes de empresas, entes impedidos para aportar recursos a los partidos.

En tan solo siete días, entre el 26 y el 29 de diciembre de 2017, y los días 23, 27 y 28 de marzo de este año, se realizaron depósitos en efectivo por 19 millones 736 mil pesos.

Se realizan operaciones con diferencia mínima de segundos, casi siempre por 50 mil pesos, en las que se ingresan en siete días 44% de estos recursos en unas cuantas sucursales.

Por ejemplo, el 28 de diciembre de 2017, en la sucursal San Ángel de Banca Afirme, seis personas realizaron 28 operaciones consecutivas y con depósitos de 50 mil pesos, para entregar a dos cajeros recursos por 1.4 millones de pesos en un lapso de 20 minutos.

El fideicomiso sacó millones en efectivo que repartió entre integrantes del propio partido, a pesar de que el objeto de la propuesta de López Obrador era beneficiar a los damnificados.

Entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018 se retiraron del fideicomiso 64 millones 481 mil pesos en 169 cheques de caja que después se convirtieron en dinero en efectivo, recursos que pudieron utilizarse en las campañas.

El INE detectó que 70 personas recibieron esos cheques. Y de éstas, 56 tienen relación directa con Morena. Por ejemplo, 12 de ellas participan en algún órgano directivo del partido; 39 están en su nómina, y nueve fueron candidatos en el proceso electoral de este año.

A pesar de que el INE evidenció la Estafa Maestra del partido que fundó AMLO, Morena rechazó hacer pública la información sobre el fideicomiso “Por los demás”, bajo el argumento de que fue creado por particulares, es decir, que en su apertura no intervinieron recursos públicos ni del propio partido, por lo que no está obligado a abrir la información a la ciudadanía.

Sin embargo, Morena olvida un hecho importante y fundamental: en septiembre de 2017 fue el entonces dirigente nacional de Morena, el propio Andrés Manuel López Obrador, quien anunció la creación del fideicomiso, además de que éste lo integran figuras como Laura Esquivel, Julio Scherer Ibarra, Jesusa Rodríguez, Paco Ignacio Taibo, Elena Poniatowska y el padre Solalinde, entre otros, todos allegados a Morena.

A poco menos de tres semanas de ganar la elección, a AMLO y a Morena les comienzan a relucir sus mañas y sus trampas. Y eso de la transparencia y rendición de cuentas nunca se le ha dado.

Cuando fue Jefe de Gobierno ocultó el financiamiento y gasto del segundo piso del Periférico. A López Obrador no le gusta dar explicaciones, lo cual es preocupante para un país cansado de la opacidad y la corrupción.

Ojalá y realmente transparente la información de este cochinero y sancione a los responsables de la Estafa Maestra de Morena.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo