Las 10 cualidades imprescindibles de un vendedor de calidad

Este domingo nuestro columnista comparte las características que hacen de un vendedor un verdadero artista

Por Helios Herrera

Todo en esta vida tiene su grado de complejidad y conocimiento para llevarlo a cabo; sin embargo, cuando de ventas hablamos, me parece que más allá de lo antes mencionado, también se requiere de una amplia variedad de habilidades y talentos para conseguirlo, lo que lo convierte, desde mi punto de vista, en un arte.

Ahora bien, si las ventas son obras de arte, entonces quienes deben de construirlas son artistas calificados para dar el ancho ante las exigencias que se requieren.

Este domingo quiero compartir contigo las características que hacen de un vendedor un verdadero artista. Sin importar si te dedicas de lleno a las ventas o no, recuerda que todos de una u otra forma vendemos y estos puntos te ayudarán a ver qué tan cerca o lejos estás de crear tu mayor obra de arte.
1. Camisa puesta. Reconoce que su trabajo es una profesión básica en la supervivencia de las sociedades. El inadecuado desempeño de algunos vendedores, así como la mala conceptualización de ellos, ha ensuciado parcialmente esta labor. Sin embargo, un vendedor de calidad valora lo que es y hace.

2. ¿Qué? No hay pregunta ni duda que no sea capaz de resolver, el conocimiento de su producto y/o servicio es total. No hay nada que desmotive más al comprador que un “déjeme preguntar”. Un vendedor de las grandes ligas domina en carne propia lo que ofrece.

3. ¿A quién? Sabe identificar a sus clientes potenciales y guiarlos para que satisfagan sus verdaderas necesidades. “Donde pone el ojo pone la bala”, no anda dando bastonazos a lo loco, sino que desde inicio enfoca toda su energía en la selección de prospectos adecuados a su mercado.

4. Oídos atentos. Está consciente de que oír no es suficiente, sino que la escucha es una herramienta esencial. Aquellos vendedores con lengua floja que parece nunca parar, no pertenecen a la categoría de vendedores ejemplares; un asesor de venta es sensible para identificar las necesidades reales que su cliente expresa.
5. Palabra ética. No promete lo que no está seguro podrá cumplir y no ofrece lo que su producto y/o servicio no es. La emoción de cerrar una venta puede llevar a ilusionar cosas no reales que provocan la decepción en el comprador y por ende a no cerrar la venta.

6. Humildad. Ante tanta competencia, reconoce que es el comprador quien tiene el poder de decisión y no el vendedor. Épocas atrás, los vendedores podían darse el gusto de mandar al momento de las ventas; actualmente quien sigue con este pensamiento, difícilmente conseguirá un cierre.

7. Asesor de compra. Sabe que ser un vendedor tradicional y dominar técnicas de venta y cierre, no es suficiente. Todo en esta vida evoluciona y las ventas no son la excepción, el día de hoy para vender hay que saber mucho más que sólo vender; se necesita saber cómo pasar a ser de vendedor a asesor de ventas.

8. Imagen. Está en contacto con su persona, sabe que la primera impresión es crucial para cerrar o no un negocio. Por más buen vendedor que pueda ser alguien por debajo de su apariencia, estudios (y mi experiencia misma) comprueban que el cliente lo primero que compra es el cómo te ves.
9. Vende sin vender. Comprende que a cualquier ser humano nos encanta comprar, pero no nos gusta que nos vendan. Lo más “mata pasión” que puede existir en el proceso de compra, es que un vendedor se te acerque para ayudarte; cuando en realidad lo único que necesitas, es saber que está ahí por si se te ofrece algo.

10.Seguimiento. Convive con la frase “un cliente no es cliente si no repite”, y por ello mantiene contacto post compra. Un vendedor estelar es aquel que levanta el teléfono después de la venta para saber la opinión del cliente en cuanto al producto o servicio vendido; aquel que tiempo después llama al cliente para ponerse nuevamente a sus órdenes.
¿Qué tan artista para las ventas eres?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo