Certidumbre a damnificados

Por César Cravioto

El día de ayer, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, próxima jefa de Gobierno, anunció mi incorporación a su gabinete como comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México.

Es un cargo que me honra, porque nos permitirá atender a los miles de damnificados que durante largos meses han vivido en la incertidumbre. A quienes han perdido sus viviendas y su patrimonio e incluso, muchos de ellos, a seres queridos.

Las labores encomendadas a la Comisión para la Reconstrucción revisten una gran importancia para la ciudad. Me comprometo a desempeñarlas con absoluta responsabilidad. Me comprometo, asimismo, a que de manera cien por ciento gratuita se les repondrán sus viviendas a todas y cada una de las personas que las perdieron.

También, debo subrayar, se atenderá, de modo escrupuloso, la reconstrucción de escuelas, hospitales, iglesias, monumentos, vialidades y, de manera señalada, a todos aquellos vecinos que enfrentan una situación doblemente difícil porque habitan en zonas afectadas por grietas.

En este caso, se evaluará la situación de cada una de estas áreas y, siempre de conformidad con la ciudadanía, se tomarán las decisiones que la favorezcan. Que les permitan vivir sin riesgos.

Cabe recalcar que antes de proceder a realizar las tareas encomendadas a la Comisión de Reconstrucción tomaremos en cuenta, sin excepciones y en primerísimo lugar, la opinión de los damnificados. Dialogaremos con todos ellos para tomar decisiones al unísono.

Porque nos comprometemos a respetar, de forma invariable, sus derechos humanos, jamás, en el proceso de reconstrucción a mi cargo, se les revictimizará de nueva cuenta.

Porque sé, y muy bien, que la reconstrucción es uno de los temas más sensibles en la ciudad, estoy convencido de que se requiere extrema sensibilidad para dialogar, para lograr acuerdos con los damnificados.

Me comprometo a que ésa sea la tónica de mi trabajo al frente de la Comisión. A que ése sea el patrón de mi conducta.

Como comisionado para la Reconstrucción habré de trabajar de la mano con las alcaldías que han sufrido más daños, como son los casos de Xochimilco, Iztapalapa, Tláhuac, Benito Juárez, Tlalpan, Coyoacán y Cuauhtémoc.

Cabe también agregar que trabajaremos, en forma transversal, con gran parte del gabinete. Porque para alcanzar el éxito en la tarea de la reconstrucción ésta debe, necesariamente, realizarse en conjunto.

Porque la restauración de las amplias zonas dañadas por los movimientos telúricos es de tal magnitud que rebasa a la propia Comisión de Reconstrucción. Porque los daños han afectado el tejido social y atentado contra el bienestar de miles de capitalinos. Por eso, en el proceso de reconstrucción de los miles de inmuebles, caminos, colegios… deberán involucrarse todas las dependencias del gobierno capitalino.

Desde luego, para asegurar los recursos necesarios para la restauración trabajaremos, a la par con la actual administración capitalina, en la elaboración del paquete presupuestal para 2019.

Estoy convencido de que en 2019 habremos de lograr un gran avance en el proceso de reconstrucción. Y de ser necesario, lo continuaremos en 2020, el tiempo que sea necesario hasta conseguir que a todas las personas afectadas se les restituyan sus bienes y se les garantice el derecho humano a la seguridad.

Hasta que se repare la totalidad de las áreas afectadas por el devastador sismo del pasado 19 de septiembre.

Reitero que en lo que resta del gobierno actual, el equipo de transición de Sheinbaum continuará reuniéndose con el equipo del jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, para garantizar la continuidad de los trabajos en la materia entre una y otra administración. Porque sólo así se garantiza a los damnificados que el cambio de poderes no interrumpirá el desarrollo de la restauración.

Reconocemos, en tal sentido, la apertura de las actuales autoridades para darnos a conocer el estado que guarda la reconstrucción en la capital de la República. Y en las otras áreas de la administración pública.

En este marco, en el equipo de transición de Sheinbaum Pardo vemos con buenos ojos la decisión de José Ramón Amieva de destinar 2 mil 500 millones de pesos del Fondo de Atención a los Desastres Naturales de la Ciudad de México para la reedificación y rehabilitación de viviendas.

Agradezco a la doctora Claudia Sheinbaum esta honrosa designación. Y a los damnificados les aseguro que no los defraudaré.

También puedes leer:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo