Pa´lo que me importa

Por Vicente Amador

Hace algunos días me topé un meme que era la imagen de un hombre bañado en llanto que decía: “Se acabó el mundial, se acabaron las elecciones, ¿y ahora de qué hablamos?”.

Me pareció un buen pretexto para preguntarnos cuáles son los temas que nos importan a los mexicanos.

La Encuesta Nacional sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México, hecha por el INEGI y el CONACYT, nos dice que las áreas donde más reportamos tener un interés “muy grande” o “grande” son los deportes y la contaminación ambiental. Y donde más personas reportaron tener un interés “nulo” es en la política y en las ciencias exactas, como las Matemáticas, Física, Química o Biología.

Sobre la política, llama la atención que es el tema donde menos personas tienen interés “muy grande” o “grande”. ¡Es decir que a muchos les da igual! ¿Será desencanto? ¿Poca confianza en el sistema político?

A mi sí me genera curiosidad entender este poco interés, y también por qué en la mayoría de los temas lo que reportamos es interés moderado o nulo. Parecería que, en general, muchos temas “nos valen”.

Tal vez pensadores como Lipovetsky tienen razón y vivimos en sociedades donde reina la indiferencia, comunidades apáticas. ¡Qué peligro!

Otro de los resultados de la ENPECYT se refiere a nuestro nivel de cultura científica. Al respecto, a los encuestados les presentaron afirmaciones consideradas como de cultura general.

El 96.5% de la población acertó en que “fumar puede causar cáncer pulmonar”. El 88.4% respondió correctamente que “el centro de la tierra es muy caliente”, y el 85.3% también contestó correctamente sobre si “el hombre ya ha llegado a la luna”.

En todos los casos la afirmación es verdad. El índice de respuestas correctas fue alto.

Por otra parte, solo 16 de 100 respondieron correctamente si “existe el premio Nobel de matemáticas”; 20 de 100 acertaron en la respuesta a si “los antibióticos sirven para tratar enfermedades causadas tanto por virus como por bacterias”; 25 de cada 100 acertaron al contestar la pregunta de si “al menos cinco mexicanos han ganado el premio Nobel”. Afirmaciones, estas últimas que no son ciertas.

La curiosidad intelectual es una forma de mantenerse actualizado, vivo. Implica asimilar que los seres humanos somos realidades que nos viene bien el continuo perfeccionamiento. ¿También será un tema considerado en el proyecto educativo de la cuarta transformación de nuestro país?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo