SALUD EN TUS MANOS: ¿Qué tan verdes son tus días?

Por María Esquivel

Contrario a lo que te imaginas, no me refiero a qué tan ecológico eres ni si reciclas o separas la basura, estoy hablando de tus platos: ¿qué tan verdes se ven? Las verduras, en general, pero sobre todo los vegetales verdes y de hoja verde son de las cosas que más nos hacen falta en nuestra alimentación cotidiana.

Incorporar o aumentar la cantidad que consumes te va a ayudar a tener un cuerpo mucho más sano; además, si “llenas” tu apetito primero con vegetales estarás muuucho mejor nutrida y podrás perder algunos kilos.

Cuando comemos vegetales de hoja verde, “reforestamos nuestra selva interna” y restablecemos en nuestro cuerpo el “programa” que nos pide los nutrientes, logrando poco a poco sacar de nuestra dieta azúcares y harinas refinadas.

Otra ventaja de este tipo de vegetales es que son “alcalinos”, así que te ayudarán a eliminar poco a poco la acidez que puedas tener en tu organismo, recuperando tu PH y evitando malestares y enfermedades.

Aquí te dejo 3 tips para comenzar a aumentar o consumir vegetales verdes:

  1. Haz que llenen la mitad de tu plato: a la hora de la comida, aunque sientas mucha hambre, llena tu plato con verduras y trata de que sean, en su mayoría, verdes. Agrégales más sabor con un aderezo que hagas tú.
  2. Licuados verdes: los licuados son parte de nuestra costumbre cotidiana a la hora del desayuno; a tu licuado favorito agrega algún vegetal verde; te prometo que aunque se vea feo sabrá igual que antes.
  3. Agrégalos a todas las comidas: cuando prepares tus recetas preferidas, agrega alguno de estos vegetales para enriquecerla. Con estos sencillos cambios estás haciendo un aumento enorme en tu nutrición y los beneficios para tu cuerpo.

Si tienes alguna duda puedes contactarme a mi correo esquivelmariaisabel@yahoo.com, o en mis redes sociales @CoachMariaEL y Facebook: Trofología y Alimentación Consciente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo