Los empresarios no causan violencia

Por Juan Enrique Huerta Wong

Año tras año, hemos visto una escalada de la violencia que prácticamente no discrimina en sus formas. Lo mismo hay robos a casa habitación que asaltos que feminicidios o secuestros.

Los medios han ido a preguntar a la gente del gabinete de transición qué hacer al respecto. Las entrevistas a Olga Sánchez Cordero, próxima Secretaria de Gobernación, dejan ver dos lecciones. La buena, es que el equipo del Presidente Electo tiene una idea clara de que una de las causas por las cuales fueron electos es que la gente está harta de vivir con miedo. La mala, es que no tienen la mínima idea de cómo resolver la inseguridad. 

Resolver la inseguridad pública es una pregunta para el Poder Ejecutivo, de Presidente de la República a alcaldes, pasando por gobernadores. Pero la respuesta facilona de que resolviendo la pobreza y la desigualdad se resuelve la seguridad, no parece tener mucho apoyo en los estudios conocidos. Incluso podemos prever de algunas voces del nuevo gobierno un discurso anti empresa. Cuidado. 

Debraj Ray, profesor de la Universidad de Nueva York y una de las mentes más influyentes en la ciencia económica, se ha concentrado en el tema de la violencia como una barrera al desarrollo económico. Específicamente, se ha concentrado en probar diversas hipótesis que tienen como fuente que la desigualdad es una causa principal de la violencia. Su conclusión principal es que no es cualquier desigualdad una causa de violencia. 

Gerardo Esquivel, quizá el principal analista en el equipo del Presidente electo, es el autor del Informe de Desigualdad Extrema de Oxfam México. Este análisis es central para entender cuan amplia es la desigualdad económica en todo el país. 

De acuerdo con los análisis de Esquivel, virtual Subsecretario de Egresos, la desigualdad extrema ha crecido en las últimas décadas, con base en la reducción sistemática de impuestos al 1%  más rico. Tan importante como es este análisis, se centra en la hacienda federal, sin desagregarse a nivel de los estados. 

Pero con Ray, es justo la desigualdad en las regiones lo que interesa. El análisis econométrico de Ray lo lleva a concluir que es la desigualdad al interior de los grupos y no entre los grupos lo que deriva en mayor violencia. Ray utiliza como categoría de análisis a los grupos religiosos. ¿Serviría esta categoría en un lugar donde la violencia étnica no es la característica dominante? Serviría si entendemos que la sociedad mexicana finca su interés en casi nada más que la familia. 

Las familias mexicanas son siempre la fuente de la cohesión social, ¿cierto? Sí, lo son en su interior. Pero para Francis Fukuyama, profesor de la Universidad de Stanford, también son la razón por la cual la gente no paga impuestos, no confía en nadie más, es poco amable con los demás. Nada importa más allá del círculo familiar. ¿Es posible definir un círculo tan pequeño como una unidad de análisis? Podría, pero sería doloroso. De modo que propongamos al vecindario. 

Un vecindario es homogéneo, ¿cierto? Si lo es, entonces genera un sentido de pertenencia. Si no lo es, genera un sentimiento de que las cosas no están del todo bien. ¿Entre quienes? No entre quienes formamos el vecindario, sino hacia los demás. Las cosas no están bien fuera del vecindario. 

Veamos un vecindario típico en la Ciudad de México. Supongamos que algunas personas crecen más que otras, y pueden comprar servicios a las otras personas. Parte de esos servicios pueden ser asesinar o robar a otras personas. En esencia ésa es la tesis de una de las mentes más ocupadas en entender las fuentes de la violencia. 

¿Podemos enfrentar la escalada de violencia con el monopolio de la violencia? No podemos, sino que debemos hacerlo. 

¿La reducción de la desigualdad extrema a nivel federal lleva por sí sola a contener la escalada de violencia, el odio? No. Fundamentalmente, porque hay un tufo regional en ello. Son los nosequé de Jalisco, pero también los otros de Tamaulipas, o aquellos de Michoacán. Mayor igualdad en los datos centrales, no producirán mayor igualdad en las regione

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo