No entienden que no entienden

Por Héctor Escalante

Con aplausos recibieron al ex candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia de la república, Ricardo Anaya, en su consejo el sábado pasado. De alguna manera los panistas se sintieron con ánimos de celebrar al peor resultado en los últimas elecciones para un candidato presidencial de ese partido político. 

Aplausos de pie al perdedor de la elección del pasado 1 de julio, al que hizo pedazos al PAN, a quien fue quitando contrincantes de a poco para su elección interna, a quien impulsó una alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano. El grupo de Ricardo Anaya logró ganar una batalla más el pasado sábado, pues hoy sabemos que habrá una comisión a modo para organizar la siguiente elección de dirigente.

El grupo que controla al Partido Acción Nacional no ha entendido que perdieron por sus propios errores, por abandonar a sus militantes, por pasarle encima a liderazgos que no consideraban importantes, por pensar que la alianza con el PRD podría ser beneficiosa para ellos, por no hacer una campaña inteligente, por no conectar con los votantes.

La victoria de López Obrador en las pasadas elecciones fue por muchas razones, entre ellas, un hartazgo ciudadano hacia los partidos políticos, sin duda, utilizando un mensaje engañoso, pero comprendiendo lo que querían escuchar los votantes. Lejos de eso Ricardo Anaya se la pasó subiendo videos tocando algún instrumento musical.

Los gobernadores de Acción Nacional han intentado ser un peso en la balanza que solamente está cargada para el grupo de Ricardo Anaya, sin embargo, parece que el fin de semana les pasaron también por encima, como también le pasaron por encima al ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien propuso que la siguiente elección interna la organizará el INE.

A pesar de la catástrofe, hoy siguen siendo la oposición más grande en las dos cámaras, el problema para ellos es que siguen enfrascados en la discusión interna, parece que el grupo que controla a la dirigencia no quieren de ninguna manera soltar el control, ni atender los reclamos de quienes no comparten sus ideas. En el PAN siguen dormidos, nadie les ha dicho que son oposición. Ricardo Anaya incluso sigue esperando la llamada de López Obrador para que lo reciba.

En el PAN no hay autocrítica, no hay una ruta para ser una real oposición porque no tienen ninguna legitimidad, porque no los toman en serio, ya que han cometido error tras error, hoy se aplauden entre ellos y reconocen a Ricardo Anaya como su líder, parece que están ciegos y sordos, porque en el PAN no entienden que no entienden.

Últimas palabras

Movilizaciones de ejidotarios de Atenco para que se cancele la construcción del aeropuerto, veremos que decide López Obrador, atender una necesidad o doblar las manos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo