¿Disfrutaste las vacaciones y ahora tendrás que pagar tus tarjetas?

No te quedes sin dinero después de irte de vacaciones debido a que llegaste al tope de tus tarjetas.

Por Lourdes García
  • Lourdes García estudió Diseño Textil en la Universidad Iberoamericana. Comenzó su carrera en el Mercedes-Benz Fashion Week y después dio un brinco al mundo financiero en 2014 incorporándose al área de marketing en GBM. Actualmente cuenta con una maestría en Business & Technology por Collective Academy.  Hoy encabeza el área de product owner de la app de ahorro piggo, de Grupo Bursátil Mexicano. Twitter: @LouGarciaG.

Cuando te quieras ir de vacaciones, anticípate y organiza bien tu dinero para que al regresar nada te quite la paz que lograste en esos días de descanso.

Si eres un alma viajera o simplemente te regalaste unas buenas vacaciones porque te las mereces después de esas largas horas de trabajo y ahora que regresaste te atormentan las deudas en tus tarjetas ¡Qué no te vuelva a pasar!

Los hábitos de consumo han cambiado mucho en los últimos 5 años. Antes, la mayoría de los gastos cuando salíamos de viaje, sobre todo al extranjero eran en efectivo. Sin embargo, los bancos se han puesto las pilas y nos ofrecen tarjetas a diestra y siniestra con beneficios muy atractivos para gastar, logrando así que las personas cambiemos nuestra forma de estructurar los gastos relacionados al viaje y tomemos el crédito como si fuera efectivo en la cartera.

Hablemos por ejemplo de la tarjeta maravillosa con la cual puedes diferir a meses todos tus gastos en moneda extranjera. ¿ Suena increíble no? O ¿qué tal del pago a meses sin intereses en las múltiples plataformas a través de las cuales puedes comprar con tan sólo un click ese viaje con el que sueñas desde hace siglos?

Claro, los beneficios son buenos de entrada si sabes llevar un buen manejo de tus gastos. Sin embargo, mientras más gastemos y nos endeudemos menor capacidad de pago y liquidez tendremos y nos convertiremos en los mejores clientes, pues llega el temido cobro de intereses.

Para evitar caer en pagos de comisiones o cobro por intereses, te recomiendo plantearte tus propios límites de gasto por viaje. Puedes empezar estableciendo un presupuesto y con esto estarás consciente de cuánto quieres , pero sobre todo puedes gastar en ese viaje que vas a tener. Si ya tienes algo ahorrado, para tu viaje tómalo en cuenta e inclúyelo en ese presupuesto. Segundo, no te apresures ni tomes decisiones de último momento que no tenías contempladas, porque romperás con el presupuesto que planteaste y aunque en ese momento te sientas superman sacando la tarjeta de crédito, créeme te causará más estrés del que piensas cuando recibas tu estado de cuenta.

Hay muchas apps que te ayudan a organizar tus finanzas y puedes crear un número infinito de objetivos. Por ejemplo, yo utilizo una app a través de la cual puedo organizar mi dinero. Entre los objetivos que he armado, claro que tengo uno de viaje. Desde hace 3 años me propuse empezar a ahorrar para ir a un lugar que me muero de ganas de conocer… quiero vivir una experiencia inolvidable…pero es mejor planearlo con anticipación que hacerlo todo a la mera hora y utilizar el crédito como medio de financiamiento.

Recuerda, finanzas sanas igual a mente sana.

Así que ya sabes, toma tus precauciones. Organiza tu viaje con tiempo, para que en el momento que te vayas cuentes con todo lo necesario y al regresar lo único de lo que te tengas que preocupar sea de elegir el siguiente destino al cual quieres ir.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo