4ª transformación, lo mismo de siempre 

Por Héctor Escalante

Ya comenzó la cuarta transformación de nuestro país, comenzó la semana pasada en el Congreso de la Unión, con la presentación de la flamante y arrolladora bancada de Morena, mayoría absoluta en ambas Cámaras.

Comenzaron todos los morenistas con una ovación de pie para el próximo presidente de México, probablemente olvidaron que representan a uno de los tres poderes de este país y que son independientes del mandatario. Pero eso no les importó, porque al grito de “es un honor estar con Obrador” se pusieron a disposición de su señor, al mero estilo del PRI de los años 80’s.

Vimos pues, como en el nuevo congreso la política es como la materia, solo se transforma, al menos se transforman los políticos que estaban de un lado para otro. Ejemplos tenemos muchos, empezamos con el rockstar y presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo. Veterano de mil batallas, que lo mismo sirvió al PRI de López Portillo o fue candidato presidencial del extinto Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), que declinó por Fox en el 2000 o Presidente del  PRD en el 93, antecediendo a su actual jefe López Obrador, aunque  hoy, claro está, vestido de Morena.

Pero ahí no acaba la cosa. Tenemos a los ex panistas Tatiana Clouthier, Germán Martínez o Gabriela Cuevas, sonrientes con su nuevo partido, Morena. También a exfuncionarios que aunque dejaron muchos pendientes en sus despachos, hoy ya tienen otra responsabilidad como senadores, es el caso de Miguel Ángel Mancera o su tocayo Osorio Chong, quienes estaban muy sonrientes para la foto.

Pero ahí no acaba la cosa, hay casos más extremos. Cómo Manuelito Velasco, aquel chiapaneco que fue gobernador y ahora senador, pero regresará a ser gobernador interino y cuando termine volverá al Senado, por deseo, claro, del pueblo. Y sólo tuvo que ajustar la constitución de su estado para lograrlo,  pequeñeces de la política.

También tenemos al flamante senador por Morena Napoleón Gómez Urrutia, “Napito” para los amigos. Quien está dispuesto, ahora sí, a combatir la corrupción, dice. Muy aplaudido el senador, no en el recinto, sino en la calle, pues movilizó a cientos de mineros, aunque él señaló que fueron por su propio pie, ¿será?

Y en el PAN tienen a Damián Zepeda, como su líder en el Senado, quien al puro estilo de su exjefe, el hombre Anaya, se autonombró coordinador de su fracción parlamentaria y, aunque hubo quien lo señaló de tramposo, él dice que fue por aclamación. Y ya para concluir, tenemos al  flamante diputado Sergio Mayer, quien aunque no le alcanzará su sueldo para vivir como estaba acostumbrado, nos hará el honor de enfocarse en su trabajo, sin buscar otro empleo, siempre por el bien de todos nosotros. Pues gracias diputado, lástima que como diputado no gane tanto como de striper.

Así vemos cómo la cuarta  transformación nos regala momentos poco alentadores, vemos cómo la enorme mayoría de Morena en las Cámaras y el resto de los partidos  nos dibujan el mismo escenario que ya hemos visto antes, esperaremos a ver  si hacen algo distinto, porque hoy esa cuarta transformación nos muestra  lo mismo de siempre.

Últimas palabras

Parece ser que la política exterior de nuestro país, al menos en la relación con EUA, será la de la avestruz. Es decir, cuando nos golpeé Trump, escondemos la cabeza y no decimos nada, como lo ha hecho AMLO hasta hoy.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo