¿Qué hacer para que te llamen a entrevista después de enviar tu CV?

Nuestro columnista Helios Herrera nos brinda una serie de consejos para mejorar nuestra hoja de vida y conseguir el trabajo que anhelamos

Por Helios Herrera

Seguramente conoces a alguien (para no hacerte llegar tan directo la pedrada) que por más que envía su currículum vitae (CV) a diferentes empresas y por diferentes medios nadie lo contacta. Sin duda alguna es una de las crisis más difíciles que un empleador experimenta “¿Por qué nadie me quiere?”.

Generalmente solemos echar la culpa a los demás, porque lo más sencillo es creer que “Son las empresas las que no me contactan”, en lugar de voltear la vista a nosotros y pensar que la falla está de este lado de la moneda. ¿Será que algo estás haciendo mal?

Un estudio de The Ladders Found determinó que un reclutador dedica un promedio de seis segundos al análisis de cada CV o solicitud de empleo.

Esos segundos bastan para hacer una selección previa y seleccionar a los que le parecen interesantes de los que no. Según dicho estudio, los reclutadores pasan el 80% de este corto periodo en la revisión de datos como nombre, puesto y fecha de inicio en tu compañía actual, fecha de inicio y finalización de tu trabajo anterior y datos de la educación formal.

El resto del tiempo los reclutadores lo dedican a buscar palabras clave para ver si alguna coincide con el perfil que buscan.

Es un hecho que al ser tanta la demanda laboral que existe en nuestro país, el área de reclutamiento requiere establecer este tipo de técnicas para poder identificar a los mejores prospectos; ahora bien, si sabemos que la competencia inicia desde tu CV y ese extremadamente poco tiempo en que lo leen, ¿qué esperas para hacerte competitivo desde el inicio?

Este domingo quiero compartir contigo algunos tips que te ayudarán a destacar entre todos y conseguir avanzar en los procesos de reclutamiento.

1. Lo último es primero: Recuerda que tu CV sólo tendrá seis segundos para impactar, por lo que es importante que des prioridad a tu experiencia más reciente. Ordena tus estudios y trabajos pasados en orden cronológico invertido.

2. Claridad y organización: Es esencial que le des una buena estructura a tu CV, divídelo en secciones, utiliza viñetas y señalizaciones en el texto para hacer  más sencilla su lectura.

3. Menos es más: Tanto en el diseño como en el contenido. Busca un diseño simple pero creativo y llamativo, evitando que tenga muchos colores o muchos adornos para no confundir al reclutador. ¡Sé original sin perder formalidad!

4. Sólo lo esencial: Evita hablar de tu educación primaria o de tu primer trabajo, a menos que esta información sea relevante por tus experiencias o logros. Ve directo al grano, es decir, según para el lugar al que te postules, contextualiza y destaca lo que pueda ser más atractivo para ellos de tu CV.

5. Resalta algunos datos: Muestra información que pueda ser de interés para el reclutador como fechas, tus dos empleos más recientes o logros obtenidos, recuerda que esto agiliza y atrae a quien revisa tu CV.

De nada sirve que seas el candidato adecuado para el puesto con las habilidades, experiencias y competencias deseadas si estos no se muestran de forma clara en tu CV. Este documento puede ser el principal aliado u obstáculo para que llegues al empleo de tus sueños, así que préstale atención antes de enviarlo. Lo que debes hacer es brillar desde el inicio, tu CV habla de ti desde el primer momento y será el diferenciador entre conseguir una cita o seguir en el descarte de los reclutadores una y otra vez.

Piensa, reflexiona y actúa.

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo