La gira de las ocurrencias 

Por Héctor Escalante

Uno de los graves problemas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es que suele dar más de una versión sobre un mismo tema. Hace una semana, en Monterrey, aseguró que recibía un mejor país que el que se tenía hace 6 años y que nuestro país no pasa por una crisis financiera o económica, sin embargo, el pasado domingo, al inicio de su llamada gira de agradecimiento, en Nayarit, señaló que recibía un país en bancarrota y que no se podrán resolver todos los problemas que enfrenta nuestro país. 

Hace unos meses, López Obrador estaba instalado en el papel del opositor, en medio de la campaña presidencial, prometiendo que los problemas tendrían soluciones inmediatas y asegurando que, de ganar, las cosas iban a cambiar en un instante. López Obrador llevaba años en campaña planteando soluciones inmediatas a problemas que requieren de una estrategia para resolverlos. 

Otro de sus graves problemas es que no acaba de visualizarse como presidente electo y en ocasiones pareciera que no recuerda que está a menos de tres meses de ser presidente constitucional. Al paso de los días vemos que se comporta de distintas formas y nos entrega diferentes mensajes, incluso de un mismo tema. 

La gira del agradecimiento nos dejará muchas más interrogantes que respuestas, estamos a punto de ver en los mítines y en las posteriores declaraciones a la prensa “una montaña rusa” de declaraciones por parte de AMLO. Parece que dependiendo el público que esté frente al próximo presidente ofrecerá algún tipo de declaración u otra, es decir, tendremos de nuevo muchos AMLOs, dependiendo el público.

El presidente electo le recriminó a los medios por haber publicado las declaraciones sobre “la bancarrota”,  como si los periodistas fueran responsables de sus respuestas, incluso López Obrador les recriminó el hecho de que durante años “no dijeron nada”, parece que comenzamos la época en la que el presidente decide que es correcto y que no, que hacen bien los medios y que no, sin duda, un retroceso.

El próximo presidente tiene todo el derecho de hacer el análisis sobre el país que recibe, lo que no debe hacer es comportarse de manera errática, cambiando los mensajes de acuerdo con su audiencia, porque ya no está para improvisar, ahora está para resolver y dar certezas. A los mexicanos no nos viene bien un eterno candidato sentado en la silla presidencial, preferimos a un presidente que se comporte como tal.

Últimas palabras

Hoy se conmemora el aniversario de los sismos del 19 de septiembre, de 1985 y 2017. Vivimos uno de los momentos de más solidaridad de la gente, aun muchos pendientes que resolver.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo